¿A dónde miran los hombres… y las mujeres?

Ya sea pensando en mantener relaciones de amistad o de pareja, los hombres miran con lupa el pecho y las nalgas femeninas, mientras que las mujeres se fijan más en la cabeza, indica un estudio de la Universidad de Kansas.

0
110
CC BY 2.0 / Marina Spektr / Sexy woman!

Los investigadores de la universidad estadounidense revelaron las diferencias entre los movimientos oculares cuando vemos a los demás como amigos o como parejas potenciales. La revista Archives of Sexual Behavior publicó los resultados del experimento.

En el estudio participaron 105 estudiantes —hombres y mujeres— heterosexuales. Como parte del experimento, les mostraron imágenes de personas jóvenes agrupadas en dos bloques: amistoso y romántico, de 10 fotos cada uno. Mientras tanto, una tecnología de seguimiento ocular permitía anotar el punto en el que fijaban la mirada en cada caso. Los participantes tenían que responder a una serie de preguntas de los examinadores, por ejemplo, confirmar o descartar la posibilidad de establecer relaciones de amistad o de pareja con la persona que aparecía en la foto.

Los científicos llegaron a la conclusión de que cuando se pensaba en mantener relaciones de pareja con una persona, tanto hombres como mujeres prestaban más atención a la parte superior, especialmente a la cabeza y el pecho.

Por el contrario, cuando los participantes del estudio se mostraban interesados en entablar una relación de amistad, apuntaban su mirada hacia los pies de los modelos.

“De todos modos, los hombres, por lo general, miraban con mayor atención la zona entre el pecho y las nalgas, independientemente de si pensaban en la posibilidad de mantener relaciones de amistad o de pareja”, señala Angela Bahns, una de las autoras del estudio. “Por otro lado, las mujeres se fijan más en la zona de la cabeza y el pecho. Además, los hombres miraban los pies más frecuentemente”.
Otro detalle que llamó la atención de los investigadores fue que las mujeres solteras observaban durante un período de tiempo más prolongado la foto de una pareja potencial, a diferencia de las que ya estaban comprometidas.

La mayoría de las mujeres se fijaron especialmente en la cabeza de los hombres, sobre todo aquellas interesadas en mantener relaciones de amistad. El cuerpo masculino fue sometido a análisis por todas las participantes del estudio, independientemente de si querían mantener relaciones de amistad o de pareja. Los pies resultaron ser la parte menos interesante para las mujeres.

Según los autores de la investigación, los resultados arrojados por el experimento confirmaron que los hombres son más proclives que las mujeres a ver a los demás como un objeto sexual.