Alta autoridad eclesiástica es procesada por abusos sexuales

El fiscal de caso, Emiliano Arias, explicó a Radio Biobió que las víctimas de Muñoz "tienen un factor común, son todos menores de edad, inexperimentados sexualmente y tienen confianza con el sacerdote.

969
En la histórica catedral de Santiago se realizo la ceremonia

SANTIAGO (Sputnik) — La justicia chilena inició un proceso en contra de Óscar Muñoz, excanciller del Arzobispado de Santiago, por abuso sexual contra menores.

El jueves de esta semana, la policía detuvo a Muñoz luego de que la Fiscalía lo acusara de abuso sexual contra menores, un delito que él mismo había confesado a comienzos de este año.

Muñoz se desempeñó desde 2011 hasta enero de este año como canciller del Arzobispado, un cargo dependiente de la Iglesia Católica que cumple distintos roles administrativos y de validación de documentos, pero fue apartado de sus funciones luego de que él mismo interpusiera una autodenuncia en su contra.

El fiscal de caso, Emiliano Arias, explicó a Radio Biobió que las víctimas de Muñoz “tienen un factor común, son todos menores de edad, inexperimentados sexualmente y tienen confianza con el sacerdote.

“Observamos una clara manipulación sicológica y abusos de conciencia en relación a las víctimas”, aseguró Arias al mismo medio.

Por último, dijo que una sentencia probable contra el imputado podría partir desde los 5 años y un día, y afirmó que si se confirma el estupro “podría llegar a 15 años”

Este viernes, Muñoz fue enviado a prisión preventiva a una cárcel de Rancagua mientras dure la investigación del caso, plazo que el tribunal fijó en 180 días.

La iglesia chilena está atravesando una crisis de confianza, luego de que el papa Francisco se reuniera con todos los obispos de ese país en el Vaticano para analizar los casos de abuso sexual, siete de los cuales ya han renunciado a la institución.