Amnistía Internacional pide que estados apuesten por el diálogo y pongan fin a represión

Asimismo, advierte que las políticas migratorias "restrictivas e inhumanas", realizadas por EEUU, México, Perú y Chile "ponen en peligro a las personas".

238
"La violencia y discriminación contra mujeres, niñas y personas LGBTI es otro problema histórico que urge una respuesta contundente.

Montevideo (Mesa Américas), 19 jun (Sputnik).- La organización de derechos humanos Amnistía Internacional exhortó este lunes a los países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) a que finalicen las políticas represivas y apuesten por el diálogo.

“En épocas de incertidumbre y polarización, la región debe optar por el camino del diálogo en lugar de la represión, la militarización y la desprotección de las comunidades históricamente marginalizadas. Hacemos una llamado a los jefes del Estado de las Américas para buscar soluciones con pleno respeto de los derechos humanos”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, en una carta que dirigió la organización a los mandatarios que asistirán a la 53° Asamblea General de la OEA.

Amnistía afirma que en varios países ha existido un “uso excesivo de la fuerza para reprimir protestas sociales” y puso el ejemplo de Perú.

La organización sostiene que se deben poner fin a las “detenciones arbitrarias, los homicidios ilegítimos, la tortura y los otros malos tratos”.

Asimismo, advierte que las políticas migratorias “restrictivas e inhumanas”, realizadas por EEUU, México, Perú y Chile “ponen en peligro a las personas”.

Los países deben encontrar alternativas para atender las crisis de seguridad pública, considera la organización, pero indica que dichas medidas no deberían implicar una militarización, “que se ha convertido en la norma en varios países de la región”.

“Los estados deben tomar medidas urgentes para proteger a las personas defensoras de derechos, ya que el continente americano sigue siendo el más peligroso para quienes defienden los derechos humanos”, agrega.

La crisis climática es otro “peligro” que amenaza la región; además, los estados no han hecho lo suficiente para garantizar los derechos de los pueblos indígenas, dice Amnistía.

“La violencia y discriminación contra mujeres, niñas y personas LGBTI es otro problema histórico que urge una respuesta contundente. Los estados de la región continúan sin atender adecuadamente los altísimos niveles de violencia basada en género, incluidos los femicidios, y, por otro lado, varios Estados han tomado medidas que ponen en peligro los derechos sexuales y reproductivos”, afirma.

Por otro lado, recuerda que la Asamblea General de la OEA tendrá que elegir a personas para conformar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y, frente al retiro de candidaturas de cuatro países, urge a los estados a elegir a las personas con las “más altas credenciales”. (Sputnik)