Cámara Baja aprueba proyecto de integración social de vivienda

El proyecto obliga a los municipios a tener dentro de sus planos reguladores sectores definidos para la integración social. "Es importante que todos los alcaldes de Chile sepan que los planos reguladores aprobados por sus comunidades, que hasta el día de hoy estaban firmes, hoy día están relativizados y que hay determinadas situaciones donde las inmobiliarias podrían pasar por encima del plan regulador" afirmó el diputado Gonzalo Winter

860
Foto de referencia Gentileza: ATON

Por 72 votos a favor55 en contra y 1 abstención, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Integración Social, tras un nuevo acuerdo entre el Gobierno y la Democracia Cristiana. 

“Familias que antes no tenían la posibilidad de beneficiarse de una ciudad bien equipada, cerca del metro, cerca de sus trabajo o cerca de buenos servicios, hoy día lo puedan lograr”, dijo el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, tras la votación.

Sin embargo, desde la oposición (restando a la DC) la opinión es diferente. Según el diputado, Gonzalo Winter (CS), quien es el presidente de la comisión de Vivienda, “es importante que todos los alcaldes de Chile sepan que los planos reguladores aprobados por sus comunidades que hasta el día de ayer estaban firmes, hoy están relativizados y que hay determinadas situaciones en donde las inmobiliarias podrían pasar por encima”.

El parlamentario del Frente Amplio sostuvo que las inmobiliarias “se pueden establecer en zonas patrimoniales y en zonas típicas por lo tanto es una mala noticia para la ciudad, una mala noticia para los comités de vivienda que postulan de manera comprometida”. 

También valoró que se rechazara parte del proyecto, porque asegura que era “una exageración, una carta de amor a las inmobiliarias, que establecía que se podrían construir edificios de arriendo privado en terrenos públicos”. 

Por su parte, el Ministro Monckeberg señaló -ante la consulta sobre si se le darán beneficios normativos a las inmobiliarias- que éstos “permiten que familias postulen a viviendas sociales que hoy no tienen cómo hacerlo” y aseguró que estas “no son elegidas por la inmobiliaria”, sino que “por el Ministerio de Vivienda”. 

Cabe mencionar que, en medio del tenso debate, desde la centro izquierda solicitaron que los diputados -de todos los sectores- que tienen alguna relación con empresas inmobiliarias se inhabilitaran, lo que no ocurrió.