¿Campaña soterrada? Acusan al Gobierno de Boric de querer influir en el plebiscito

Los denunciantes no solo piden que el video se baje de las plataformas, sino también solicitaron investigar cuántos fondos públicos se utilizaron para la realización de la campaña

50
La derecha y el conservadurismo acusó que el tono del video y la manera de explicar los datos, buscarían favorecer la opción del Apruebo.

Santiago, 1 jun (Sputnik).- Solo 59 segundos desataron el caos. El Gobierno de Chile inició una campaña para informar a la ciudadanía sobre el plebiscito que se realizará en septiembre en el marco del proceso constituyente, y un video que no alcanza a durar un minuto está en el ojo del huracán.

La pieza audiovisual se enmarca en la campaña llamada “Hagamos Historia”, que comenzó la semana pasada y que, a través de un sitio web y redes sociales, busca difundir información sobre la consulta en que los chilenos deberán decidir si continuar con la Constitución actual (la opción “Rechazo”) o prefieren adoptar el nuevo texto que está siendo redactado por la Convención Constitucional (el “Apruebo”).

No obstante, la derecha y el conservadurismo acusó que el tono del video y la manera de explicar los datos, buscarían favorecer la opción del Apruebo.

En masa, los líderes de la centroderecha, la derecha liberal y la ultraderecha acudieron el lunes a la Contraloría General de la República y presentaron un requerimiento, denunciando que el Gobierno no está cumpliendo con el deber de mantenerse imparcial ante el proceso. “Gabriel Boric debe ser el presidente de todos los chilenos y no ser proselitista de una opción en particular”, se quejó en conferencia de prensa el diputado y secretario general del partido Renovación Nacional (centroderecha) Diego Schalper.

“El intervencionismo a favor del Apruebo es descarado. Le quiero decir al presidente Boric que es mala idea jugar con la inteligencia de los chilenos, pues todos entendemos lo que se está tratando de hacer con esta campaña, que claramente es una campaña política y no informativa”, afirmó en la misma conferencia del senador del Partido Republicano (ultraderecha) Rojo Edwards a las afueras del edificio de Contraloría.

Algunos líderes de centroizquierda se sumaron también a los cuestionamientos. “¿Esto es informativo y neutral? Presidente Gabriel Boric, usted debe dar el ejemplo en cumplir la letra y espíritu de la ley que obliga al Gobierno a ser neutral, especialmente en campañas de difusión con recursos públicos. Por favor, rectifiquen.

Chile importa más que opciones personales”, señaló el expresidente del Partido Radical (centroizquierda) y exministro de Justicia Carlos Maldonado en su cuenta de Twitter.

“Viendo el video, uno no puede dejar de concluir que hay una inducción, o una mirada particular de la manera de votar de hombres y mujeres. Acá hay dos opciones, el Apruebo o el Rechazo, y la campaña del Gobierno debiese ser informativa, explicando el proceso y dónde hay que ir a votar, pero la discusión sobre las bondades o no bondades del texto será parte de la campaña de una parte y de la otra”, afirmó en conferencia de prensa la senadora del Partido Demócrata Cristiano (centroizquierda) Ximena Rincón.

La ministra vocera de Gobierno, Camila Vallejo afirmó esta semana que las críticas son infundadas. “Esta es solo la primera fase de una campaña informativa, que está centrada en contar el proceso histórico, el lugar donde estamos situados en la historia de nuestro país, porque las constituciones son parte de nuestro patrimonio inmaterial”.

Los denunciantes no solo piden que el video se baje de las plataformas, sino también solicitaron investigar cuántos fondos públicos se utilizaron para la realización de la campaña. Y la base de su alegato radica en un instructivo publicado por Contraloría en abril de este año, donde se estableció rotundamente que el Ejecutivo no puede utilizar medios institucionales para favorecer o perjudicar alguna de las opciones plebiscitadas, y que la única comunicación oficial permitida será aquella que llame a participar en el proceso, o para dar a conocer lo que implica votar por cada opción.

MOLESTA EL TONO, NO EL CONTENIDO

Una mujer comienza preguntando al espectador: “¿Sabes por qué este año serás un personaje de la historia de Chile?” Acto seguido, se despliega una gráfica donde se muestra, con ilustraciones dibujadas, cómo y quienes redactaron las antiguas cartas magnas de Chile.

La obra deja en evidencia que todas las constituciones han sido escritas por pequeños grupos de personas, la mayoría designadas por el gobierno de turno. Y al final, se hace una especie de contraste con el actual proceso constituyente, ilustrando cómo 77 hombres y 77 mujeres en una Convención Constitucional, todos electos de manera democrática, redactaron un nuevo texto en una Convención Constitucional. “El 4 de septiembre será histórico para los chilenos y chilenas, podremos encontrarnos pensando en el ayer y construyendo el hoy y el futuro”, cierra el video.

Aunque ningún dato es erróneo, para la derecha y parte del conservadurismo de la centroizquierda, el tono de la propuesta y el hecho de que se hable de una fecha “histórica”, induciría a la gente a aprobar. “Esto es una vulgar y burda propaganda, hecha además con recursos públicos”, alegó en Twitter la convencional de derecha Teresa Marinovic, adjuntando el video de Hagamos Historia.

El video, que fue publicado en la cuenta personal del presidente Boric, cuenta con más de 987.000 reproducciones y 11.500 “me gusta”.

DELGADA LÍNEA

“Yo me la jugué por el proceso constituyente. Sigo creyendo que Chile necesita una nueva Constitución”, dijo el mandatario el 2 de mayo a Canal 24 horas. El 15 de septiembre de 2019, el entonces diputado Gabriel Boric fue uno de los líderes de las gestiones para concretar el acuerdo nacional que dio inicio al proceso constituyente y desde entonces ha sido un activo partidario de cambiar la actual Constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Pero, en declaraciones como esa, se difumina la delgada línea que trazó Contraloría cuando obligó al Gobierno a permanecer neutral.

Para los expertos, lo que realmente se les exige a las autoridades no es neutralidad, sino prescindencia. Cada persona puede manifestarse a favor de una opción, pero no pueden hacer llamados a votar por ella. Por lo menos no en horario laboral, ni usando recursos públicos.

En conversación con Agencia Sputnik, el convencional constituyente Alfredo Moreno del partido Unión Demócrata Independiente (centroderecha) aseguró que el actual Gobierno ha cruzado varias veces esa línea, y señaló que el último video publicado es aún más peligroso porque podría “viciar el resultado final del plebiscito”.

“El Ejecutivo está camuflando una campaña política a favor del Apruebo como si fuera educación cívica. Esto no es un video neutral, hay una intención tendenciosa que se suma a las actuaciones de otros personeros de Gobierno que también han sido descubiertos haciendo campaña”, afirmó, haciendo referencia a declaraciones como la del delegado presidencial de La Araucanía (sur), Raúl Allard, quien habló en una actividad pública en abril sobre la importancia de aprobar en el plebiscito, siendo acusado de proselitismo.

Por último, Moreno aseguró que sus críticas no apuntan a que el Gobierno baje el video, sino que están destinadas a que se rectifique el resto de la campaña de cara al plebiscito. “Las autoridades deben mirar hacia atrás, ver cómo ha sido su relación con la imparcialidad y empezar a crear contenido que no divida a los chilenos”, agregó.

El 4 de julio la Convención Constitucional entregará a la ciudadanía el texto terminado de la propuesta de Constitución y el 4 de septiembre se realizará el plebiscito nacional. (Sputnik)

Francisco Bravo Atias