Carabineros rechaza críticas por actuación en velorio con disparos en La Granja “No somos cobardes”

General Enrique Bassaletti negó lo señalado por el alcalde Felipe Delpín, quien sostuvo que “más de cien viviendas recibieron impactos de balas en sus muros, techos y patios. Todo esto sin intervención de la fuerza pública”.

1242

El jefe de la zona Este de la Región Metropolitana, general Enrique Bassaletti, salió a responder a las críticas realizadas por la actuación de Carabineros durante esta madrugada en medio de un velorio con ráfagas de balazos en La Granja.

Lo primero que señaló el general, es que en consideración que la familia del fallecido responde a a personas con antecedentes “y perfiles criminales, de robos y lanzas internacionales”, Carabineros mantenía un plan de resguardo en el sector.

Así, negó lo señalado por el alcalde Felipe Delpín, quien sostuvo que “más de cien viviendas recibieron impactos de balas en sus muros, techos y patios. Todo esto sin intervención de la fuerza pública”.

El general aseguró que “es completamente falso de que no haya ido carabineros, porque estaba carabineros al frente de los hechos y no solamente de forma normal, sino que estábamos con FFEE, estaba un teniente coronel a cargo de ese servicio, por lo tanto lo descarto de plano”.

Los carabineros no somos cobardes, alcalde, y estamos para contener situaciones como estas pero también hay protocolos que son del área profesional de las policías”, explicó.

Al ser consultado sobre por qué entonces se registraron ráfagas de balazos, señaló que se actuó de acuerdo “a los protocolos que corresponden”.

En esa línea, enfatizó en que el objetivo principal es resguardar la vida humana, por lo que en estos casos, cuando hay incluso armas de guerra, “se procede con los armamentos en la proporción de verificar que se produzca el menor daño posible”, advirtiendo que incluso había personas con lactantes en los brazos.

Así, señaló que el actuar de carabineros se centró en el lanzamientos “de gas, de agua y se produjo finalmente una estampida de estas personas”, no volviendo a producirse disparos hasta tres horas más tarde.

“Estos disparos, algunos de ellos, impactaron casas, es cierto, pero no estaban dirigidos a objetivos de personas ni casas, sino que eran disparos que se hacían en un contexto clásico de un funeral de esta naturaleza. Vuelvo a insistir, había un servicio ahí, no es que la gente llamara porque escuchó disparos, Carabineros estaba allí”, reiteró.

El general confirmó que durante la jornada no hubo enfrentamiento con quienes realizaron estos disparos, ni se detuvo a ningún involucrado.

“Aquí se restituyó el estado de Derecho, aquí no hay personas lesionadas con impactos de bala, no hay muertos que lamentar, y por tanto lo que hemos hecho es precisamente lo que hay que hacer”, defendió.

Finalmente, aseguró que durante mañana Carabineros estará atento a la forma en que se desarrolle este funeral.