Convención Constituyente cambiará de sede si no se solucionan los problemas

El vicepresidente de la asamblea señaló que no permitirán "que la constituyente no empiece sus trabajos debido a errores técnicos y administrativos".

208
Jaime Bassa: "Si mañana no están las condiciones, vamos a sesionar en la Universidad de Chile"

Santiago, 6 jul (Sputnik).- Si el Gobierno de Chile no soluciona los problemas técnicos para la instalación de la Convención Constituyente en el edificio del ExCongreso en Santiago, el ente cambiará su sede de funcionamiento, informó este martes el vicepresidente del organismo, Jaime Bassa.

“Si mañana miércoles no están las condiciones tecnológicas ni sanitarias necesarias para que sesione la Convención Constituyente el edificio del ExCongreso, el organismo cambiará de sede y sesionaremos en las dependencias de la Universidad de Chile”, confirmó Bassa en conferencia de prensa.

El vicepresidente de la asamblea señaló que no permitirán “que la constituyente no empiece sus trabajos debido a errores técnicos y administrativos”.

El miércoles 7 de julio los 155 convencionales constituyentes se reunirán nuevamente en el edificio del Congreso Nacional sede Santiago (llamado comúnmente ExCongreso) a las 10:00 de la mañana (14:00 GMT) para intentar sesionar, confiando en que los funcionarios de Gobierno que llegaron este martes al lugar puedan solucionar los problemas técnicos.

Si esto no funciona, la asamblea se trasladará a alguna de las sedes de la Universidad de Chile, órgano estatal que ofreció todas sus dependencias ante el impasse.

El lunes 5 de julio los 155 asambleístas llegaron a sesionar al edificio del ExCongreso en Santiago para iniciar su trabajo constituyente, percatándose que no estaban disponibles todos los medios tecnológicos necesarios para la ocasión, como micrófonos, monitores y conexión a internet.

La sesión debió suspenderse y aquello generó profundas críticas de los constituyentes hacia el Gobierno, quien tiene por ley la misión de gestionar todo lo técnico y administrativo para que la Convención funcione.

El proceso constituyente se originó con el plebiscito ciudadano de 2020, que a su vez fue fruto de las protestas ciudadanas nacidas en octubre de 2019 enmarcadas en el movimiento denominado “estallido social”.

En mayo de este año se formó la asamblea de 155 miembros electos por la ciudadanía, quienes tendrán nueve meses para escribir una propuesta de Constitución, que finalmente debe ser votada por todos los chilenos.

La Convención está formada por 78 hombres y 77 mujeres y 17 son representantes de los diez pueblos originarios del país, y durante la primera sesión realizada el domingo 4 de julio se eligió como presidenta a la líder mapuche Elisa Loncon y como vicepresidente, al abogado constitucionalista Jaime Bassa. (Sputnik)