El desastroso partido que acabó con un hincha asesinado y un futbolista detenido

Pocos minutos antes de que comenzara el duelo, un hincha colocolino que caminaba solo por las inmediaciones del Estadio Monumental fue abordado por lo que se cree, son fanáticos del equipo limeño, quienes lo asesinaron a golpes y puñaladas con armas cortopunzantes en plena calle

52

Santiago, 27 jun (Sputnik).- Una noche para el olvido vivió el equipo chileno Colo Colo el miércoles, al recibir al cuadro peruano Universitario de Deportes en Santiago, para un amistoso. Pocos minutos antes de que comenzara el duelo, un hincha colocolino que caminaba solo por las inmediaciones del Estadio Monumental fue abordado por lo que se cree, son fanáticos del equipo limeño, quienes lo asesinaron a golpes y puñaladas con armas cortopunzantes en plena calle.

A pesar de que el hombre fue llevado rápidamente a un recinto asistencial, terminó falleciendo producto de las lesiones. La Fiscalía ya abrió una investigación y se encuentra buscando a los responsables.

La violencia entre las hinchadas no se detuvo ahí y una vez comenzado el encuentro, los fanáticos de Colo Colo iniciaron una serie de desórdenes. Atacaron con fuegos artificiales, objetos contundentes y bombas de ruido a los barristas peruanos, en una zona donde incluso había familias y niños.

Varios aficionados de la “U” resultaron lesionados, lo que obligó al árbitro a suspender el encuentro cuando el marcador aún se encontraba 0-0, explicando que no existían las garantías suficientes para continuar con el lance.

“Colo Colo lamenta profundamente el fallecimiento de uno de sus hinchas producto de un asalto en la vía pública, en las horas previas al partido. Junto con ello, repudia los actos de violencia ocurridos en el contexto del partido, luego de que un grupo de asistentes vulnerara las medidas de seguridad dispuestas. Como institución, nos hemos puesto a disposición de la autoridad para colaborar y esclarecer los actos constatados al interior del estadio e individualizar a los responsables”, consignó el club a través de un comunicado.

DORREGARAY A LA COMISARÍA

Para detener los violentos enfrentamientos entre ambas hinchadas, los guardias contratados para la seguridad del Estadio Monumental decidieron ingresar a las gradas intentando controlar la situación. Una vez suspendido el partido, también subieron desde la cancha algunos jugadores, entre ellos, el argentino Diego Dorregaray, delantero de Universitario.

En las tribunas, el ariete de 32 años, molesto por el trato a los fanáticos peruanos en las tribunas, forcejeó con los guardias y fue acusado de causarle lesiones a tres de los vigilantes privados.

Carabineros (policía militarizada) intervino posteriormente y detuvo al jugador, trasladándolo a la 46a Comisaría de Macul (centro). Este jueves, Dorregaray fue puesto a disposición de la Justicia chilena, acusado de quebrantar la ley chilena de violencia en los estadios.

El argentino recibió las medidas cautelares que pidió la Fiscalía de prohibición de entrar al Estadio Monumental y de fijar su domicilio ante el tribunal.

Universitario emitió un comunicado de respaldo al delantero y aseguró que Dorregaray subió en auxilio a una madre y un hijo que habían resultado heridos debido a la refriega en el público.

“Ante la ausencia del socorro inmediato, nuestro jugador acudió en su defensa. Consideramos que la vida de una persona está por sobre cualquier circunstancia, y consideramos que nuestra delegación actuó para proteger a nuestros hinchas del peligro”, argumentó.

Las autoridades del fútbol chileno tomarán en los próximos días una determinación con respecto a la localía de Colo Colo en el Estadio Monumental y alguna otra sanción que corresponda. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR