El Pentágono se pone ‘rebeldón’: ¡Compra petróleo ruso a escondidas!

A pesar del embargo en curso, los hidrocarburos rusos llegan a EE.UU. a través de la refinería Motor Oil Hellas que se localiza en la costa del mar Egeo, en Grecia, y es un proveedor clave del Pentágono

296
Imagen de 12019 en Pixabay

El Pentágono está eludiendo las sanciones antirrusas impuestas por su propio Gobierno y continúa comprando productos derivados del petróleo de origen ruso, informa The Washington Post.

A pesar del embargo en curso, los hidrocarburos rusos llegan a EE.UU. a través de la refinería Motor Oil Hellas que se localiza en la costa del mar Egeo, en Grecia, y es un proveedor clave del Pentágono, dice la investigación del medio.

Para confirmar la ruta que hacen los hidrocarburos rusos hasta EE.UU., el medio monitoreó los datos de seguimiento de barcos, y encontró que el petróleo ruso se envía a Grecia desde los puertos del mar Negro, a través de una instalación de almacenamiento de petróleo en Turquía. De acuerdo con el medio, está ruta difícil ayuda a ocultar el origen ruso de los productos petrolíferos, ya que cambian “de manos varias veces antes de llegar a Grecia”. Así, según los documentos, la refinería griega Motor Oil Hellas obtenía el combustible desde una terminal marítima del puerto turco de Dortyol.

Refinar y comprar

El diario indica que, los registros de seguimiento de buques y los datos comerciales muestran que desde que las sanciones de la UE y el G7 a los productos petrolíferos rusos entraron en vigor en febrero del año pasado, los envíos del petróleo ruso al puerto de Dortyol han totalizado 2,7 millones de barriles, o más del 69 % de los suministros marítimos de los productos petrolíferos rusos.

El petróleo ya no está marcado como ruso cuando llega a Grecia, donde está siendo refinado y mezclado con los hidrocarburos comprados por el Ejército de EE.UU. Con ello, el medio indica que no pudo “determinar la cantidad exacta de fuelóleo de origen ruso en los productos que compra el Pentágono”. “Esos productos se refinan utilizando múltiples ingredientes y no se puede rastrear a todos durante la producción”, ha señalado The Washington Post.

Con ello, el medio, citando datos de contratación federal, ha señalado que desde principios de marzo de 2022, cuando entró en vigor el embargo de EE.UU. sobre el petróleo ruso, el Pentágono ha firmado nuevos contratos por un valor de casi 1.000 millones de dólares con Motor Oil Hellas.

Además, desde que se impuso la prohibición de la UE sobre los productos petrolíferos rusos en febrero del año pasado, la refinería griega ha enviado más de un millón de barriles de combustible para aviones a compradores gubernamentales y corporativos en Italia, Francia, España y el Reino Unido, afirma el medio, con referencia a los registros de seguimiento de barcos.

TE PUEDE INTERESAR