Encuentran 10 botijas coloniales en Alto Hospicio

Al remover la arena en el margen sur de esta gran excavación apareció el conjunto de cántaros, que se encontraron enterradas a unos tres metros de profundidad y que fueron extraídas por el personal municipal.

103

Como un hallazgo “realmente excepcional” y de “alta relevancia” fue calificado por la Comisión de Arqueología del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) las 10 botijas coloniales en las cercanías de las ruinas del asentamiento minero San Agustín de Huantajaya, en la comuna de Alto Hospicio, Región de Tarapacá.

Por ello, pedirá a la municipalidad resguardar el sector, pues no se puede descartar que haya más elementos.

La comisión recibió esta mañana el informe preliminar de los arqueólogos de la Oficina Técnica Regional Jimena Valenzuela y Víctor Bugueño, quienes junto al director regional del Servicio del Patrimonio Cultural, Manuel Pedreros, participaron en el rescate de las vasijas de la época colonial (siglos XVII y XVIII), utilizadas para almacenar y transportar vino y otros líquidos en recuas de mulas, pues se trataba de elementos altamente valorados en esos tiempos: el agua, por la escasez en el desierto, y el vino, usado en las misas y en la evangelización.

Estos elementos serían parte del asentamiento minero, uno de los más importantes minerales de plata del sur del Virreinato del Perú, declarado Monumento Histórico en 2020 y cuyos bienes recuperados están en el Centro Cultural de la Municipalidad de Alto Hospicio.

El hallazgo ocurrió el martes 29 de marzo, cuando personal municipal se encontraba realizando una excavación con maquinaria para la obtención de arena en un sector previamente intervenido con este fin, ubicado en un terreno fiscal cercano a la cárcel de Alto Hospicio.

Al remover la arena en el margen sur de esta gran excavación apareció el conjunto de cántaros, que se encontraron enterradas a unos tres metros de profundidad y que fueron extraídas por el personal municipal.

Aunque lamentablemente al haberse extraído las piezas se perdió la información de contexto que podría haber entregado la disposición original de las botijas y la probable existencia de otros elementos que pudieran indicar la naturaleza y funcionalidad del hallazgo, el estado de conservación general de las botijas es bueno, encontrándose todas íntegras salvo cuatro que sufrieron fracturas al momento de retirarlas.

Ese buen estado se explicaría por el hecho de que se encontraban enterradas a gran profundidad; sólo una presentaba la superficie erosionada y exfoliada, probablemente por estar a una menor profundidad. Otra de ellas contenía restos de maíz, aparentemente tostado.

Se realizó un salvataje de estas piezas arqueológicas por parte de los arqueólogos del CMN, con la asistencia de personal de la Municipalidad de Alto Hospicio y del Ministerio de Bienes Nacionales.

Las botijas fueron trasladadas en cajas plásticas, estabilizadas mediante una capa de arena dispuesta en la base y cubiertas con frazadas de tela sintética. Se dispuso como depósito las dependencias del Centro Cultural de Alto Hospicio, que alberga también la colección arqueológica de Huantajaya.

Respecto de la ubicación del hallazgo, se ha podido determinar preliminarmente que se encuentra entre las antiguas minas de plata de Huantajaya y Santa Rosa, ubicándose asociado una vía de circulación regional que conectaba ambos minerales.

Sin embargo, al recorrer el entorno del hallazgo, no pudieron reconocerse otros elementos arqueológicos asociados, probablemente por la intensa depositación de arena y el avance de la duna.

Se debe considerar además el hecho de que este sector presenta un extenso basural clandestino, con gran cantidad de desperdicios de todo tipo, principalmente escombros y desechos de actividades de construcción.

La Comisión de Arqueología del CMN consideró necesario entregar lineamientos básicos de conservación al personal de trabaja directamente con las colecciones albergadas en las dependencias del Centro Cultural de la Municipalidad de Alto Hospicio, con la finalidad de asegurar un manejo adecuado de los objetos que aquí se resguardan.

Junto con ello, se solicitará a la municipalidad no continuar con la extracción de arena en este sector, porque podrían existir otros hallazgos similares en el área.