Impactante revelación de WikiLeaks sobre vida extraterrestre

La organización internacional, famosa por sus inquietantes filtraciones, expuso un documento contudente.

3721

Cada vez existen más pruebas contundentes, irrefutables, que certifican la existencia de vida extraterrestre. Los avistamientos se producen casi de manera sistemática, varias veces a la semana y en los lugares más recónditos del planeta, y los expertos en la materia coinciden en la visita de esos seres de otros mundos a la Tierra. Si bien es cierto que muchas organizaciones gubernamentales y de otros estamentos pretenden desestimarlo por diferentes motivos, la gente va dejando de temer ante eso que resulta desconocido. Es que, en ese contexto, la sociedad empieza a animarse: los investigadores, activistas, políticos, militares de alto rango y otras personas de todo el mundo declararon oficialmente acerca de la existencia del fenómeno OVNI, delante de varios miembros retirados del Congreso de Estados Unidos.

WikiLeaks es una organización internacional, online, sin fines de lucro, que publica material clasificado que consideran que es relevante para que el público lo sepa. Creada por el polémico Julian Assange en 2006, sus filtraciones han hecho temblar los cimientos de la administración norteamericana denunciando delitos consentidos por el Pentágono y, entre los miles de páginas de material clasificado, hay referencias al tema OVNI y a los extraterrestres.Y recientemente se adelantó al obsequiar un artículo titulado “Embajador confirma la vida extraterrestre”.

Todo surgió tras una reunión entre Mahmadsaid Ubaidulloev, alcalde de la ciudad tayika de Dushanbe, y Ken Gross, embajador de Estados Unidos en Tayikistán. Este es un país de Asia Central que limita con Afganistán, Uzbekistán, Kirguistán y China. La reunión se celebró en 2010 y se resumió su contenido en un documento clasificado, posteriormente liberado por WikiLeaks.

La charla se centró principalmente en temas bilaterales y en inversiones que harían los estadounidenses en esa pequeña nación. Pero el tema de los extraterrestres también entró en la conversación. A partir de esta situación, y en medio de un clima ameno, se decidió tocar el verdadero tema que le interesaba al alto funcionario local: la vida extraterrestre. Ubaidulloev dijo que la tarea principal era construir un sentido de identidad nacional entre los diferentes grupos étnicos, y dijo que Estados Unidos era un ejemplo. Señaló que “la guerra es muy peligrosa”, y a continuación agregó: “Sabemos que hay vida en otros planetas pero tenemos que hacer la paz aquí por primera vez en una reunión”. Su afirmación desmitificó que, entre gobernantes, no hubo contradicciones.

Hay abundante evidencia de que estamos siendo contactados, y que las civilizaciones nos visitan desde hace mucho tiempo. Su aspecto es extraño a cualquier tipo de punto de vista materialista occidental y tradicional. Estos visitantes utilizan las tecnologías de la conciencia, que utilizan registros, usan discos magnéticos que giran conjuntamente con su sistema de propulsión, lo que parece ser un denominador común del fenómeno OVNI.

El Dr. Brian O’Leary, ex astronauta de la NASA y profesor de física de Princeton, añadió: “Sí, se estrelló la nave y los cuerpos fueron recuperados. No estamos solos en el universo, y ellos han estado aquí por mucho tiempo”. Siguiendo por esa línea, aclaró que “hace décadas, los visitantes de otros planetas nos advirtieron acerca de la dirección que íbamos y ofrecieron ayuda”. Por último, Paul Hellyer, ex ministro de Defensa canadiense, sentenció: “Algunos de nosotros interpretaron sus visitas como una amenaza, y decidieron disparar primero y preguntar después”.

¿Se destruyó una base?

Scott Waring, un reconocido investigador estadounidense, contó que estaba averiguando en la web de WikiLeaks y encontró esta información perteneciente a una base lunar secreta que Estados Unidos había destruido a finales de 1970. El cable tiene sólo los detalles del documento, pero no todo porque el documento fue escrito a mano y nunca se puso en formato digital. “¿Cómo destruiría Estados Unidos una base alienígena en la luna de la Tierra sin que nadie lo sospechara?”, se pregunta. “¿Se acuerdan de las misiones de Apolo?”, repregunta. Y a la hora de buscar respuestas, añade que se suponía que habría más de 20 misiones de este tipo en la Luna aunque la NASA se detuvo repentinamente en el Apolo 17 para poder realizar algunas misiones secretas de operaciones negras que involucraban la recuperación de tecnología extraterrestre y el reconocimiento de estructuras y naves alienígenas y para detectar cualquier posible amenaza a los Estados Unidos.

Waring continuó diciendo: “Conocí a un hombre llamado William Rutledge en 2011 en YouTube cuando subió media docena de videos de la misión Apolo 20 en los que participó. Era una misión compartida de Estados Unidos y Rusia a la Luna, cerca del cráter Delporte”. Saque usted sus propias conclusiones.