Inician campaña 100 mil firmas para rechazar medidores de electricidad inteligentes

La campaña de recolección de firmas se realizará por alrededor de tres meses en el centro de Santiago. Llamaron a los ciudadanos a rechazar el cambio de equipos hasta conseguir resultados favorables.

1188

100 mil firmas para derogar la ley de medidores pretende reunir desde hoy la Federación Regionalista Verde junto al movimiento “Aquí la gente”. Exigen extender el periodo de discusión, volver a los términos anteriores y pedirán la renuncia de la ministra Susana Jiménez.

La campaña llamada “100 mil firmas contra el abuso” fue lanzada esta mañana por La Federación Regionalista Verde Social, junto al Movimiento Ciudadano “Aquí la gente” y pretende derogar la Ley de medidores.

Jaime Mulet, diputado y presidente de la Federación, afirmó que el único camino posible es derogar esta ley y asegurar los derechos a los ciudadanos, debido a que las empresas de electricidad ya obtendrían grandes rentas por el 10% de ganacias que en realidad, se traduciría en un 15%.

En este sentido, el secretario general del Movimiento Ciudadano “Aquí la Gente”, Francisco Becerra, explicó las medidas que pretenden impulsar en favor de la ciudadanía para continuar discutiendo la implementación de estos equipos.

Cabe recordar que esta semana se aprobó en el Senado, por unanimidad y en lo general, el proyecto que modifica la Ley de Servicios Eléctricos, estableciendo que la instalación de equipamientos nuevos, así como la revisión y reparación de empalmes y medidores, será de cargo exclusivo de la respectiva distribuidora.

En relación a la polémica generada por el exministro Máximo Pacheco, quien aseguró que esta ley de medidores “fue un golazo que le metieron las distribuidoras eléctricas al Estado”, su par del PS, el senador Álvaro Elizalde, afirmó que pretenden citar a la ministra de Energía Susana Jiménez a la comisión de Minería y Energía, para que de explicaciones sobre un problema que atribuye al actual gobierno.

La campaña de recolección de firmas se realizará por alrededor de tres meses en el centro de Santiago. Llamaron a los ciudadanos a rechazar el cambio de equipos hasta conseguir resultados favorables.