La Mano de Dios: El Gol que Marcó una Era en el Mundial de México 1986

El legendario gol de Diego Maradona contra Inglaterra y su impacto en la historia del fútbol

55
De Desconocido - El Gráfico, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=81945817

El 22 de junio de 1986, en el Estadio Azteca de Ciudad de México, se disputó uno de los partidos más recordados en la historia de los mundiales de fútbol. La selección argentina, liderada por el formidable Diego Maradona, se enfrentó a la selección de Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de México 1986. Este encuentro no solo fue una batalla deportiva, sino también un evento cargado de simbolismo político debido a la reciente Guerra de las Malvinas entre ambos países.

A los 51 minutos del segundo tiempo, el mundo fue testigo de un momento que quedaría grabado en la memoria colectiva del fútbol. Tras una jugada confusa en el área inglesa, Maradona saltó junto al portero Peter Shilton y, de manera imperceptible para el árbitro, golpeó el balón con su mano izquierda enviándolo al fondo de la red. Mientras los jugadores ingleses protestaban, Maradona corría celebrando con euforia y picardía. Este gol, posteriormente conocido humorísticamente como “La Mano de Dios”, desató una mezcla de controversia, admiración y polémica que perdura hasta hoy.

Análisis:

El gol de “La Mano de Dios” fue un claro ejemplo de la astucia y la viveza criolla que caracterizan a Maradona, un jugador cuya habilidad para sortear adversidades y utilizar cualquier recurso a su alcance le permitió alcanzar la grandeza. Aunque muchos condenaron el acto como antideportivo, otros lo celebraron como una muestra de ingenio. Maradona mismo, años después, describió el gol como “un poco con la cabeza de Maradona y un poco con la mano de Dios”, admitiendo su transgresión pero también subrayando su intención de ganar a toda costa.

Este episodio destaca la dualidad inherente en el deporte: la tensión entre la ética y el deseo de victoria, la astucia frente a la honestidad. Maradona, con su gol ilícito, no solo derrotó a Inglaterra en el campo, sino que también revivió el orgullo argentino, convirtiéndose en un símbolo de resistencia y creatividad en medio de la adversidad.

Impacto y legado:

“La Mano de Dios” no solo quedó como un gol ilegal en los libros de historia, sino que se convirtió en una metáfora de la lucha y el triunfo a través de medios poco convencionales. Maradona continuó su actuación estelar en ese Mundial, llevando a Argentina a la victoria final y consolidándose como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. La polémica de aquel gol, lejos de opacar su carrera, añadió un capítulo fascinante a la rica narrativa del fútbol mundial.

Hoy, al recordar ese mítico 22 de junio de 1986, los aficionados del fútbol no solo rememoran un gol polémico, sino también la capacidad de un hombre para trascender las reglas y convertirse en una leyenda viviente.

TE PUEDE INTERESAR