La querella por maltrato animal que tiene al rodeo en aprietos

Esta es la primera vez que se declara admisible una querella por maltrato animal en el contexto de un rodeo.

894
15 de Septiembre del 2016/SANTIAGO Jóvenes de agrupaciones animalistas, interrumpieron la competencia de Rodeo que se realizaba el la fiesta de la Chinelidad en el Parque Alberto Hurtado, mientras se desarrollaba la competencia un grupo de 50 jóvenes saltaron a la arena para sacar carteles y lienzos en contra del rodeo. Luego de unos 15 minutos fueron sacados y detenidos. FOTO:RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

“Es un pequeño triunfo”, así calificó el abogado de la fundación Vegetarianos Hoy, Cristian Apiolaza, la decisión del Juzgado de Garantía de Puente Alto de declarar admisible la querella por maltrato a dos novillos durante un rodeo.

El defensor legal explica que la denuncia llegó por medio de la línea telefónica disponible en la campaña ‘Sin Rodeo’, donde las personas pueden enviar los registros que evidencien maltrato en los rodeos.

De acuerdo a lo informado por la fundación, los hechos ocurrieron el pasado 18 y 21 de septiembre en la medialuna Vicente Huidobro, donde se habrían aplicado descargas eléctricas a dos novillos para que se levantaran.

“Dos sujetos no identificados de sexo masculino (…) encontrándose en el interior de la medialuna frente a un novillo de color negro que se encontraba caído en el interior de la medialuna, uno de ellos procede a tomar con su mano derecha un poco de tierra desde el piso para ponérsela en la nariz al novillo y tapar sus orificios nasales. Posteriormente, el otro de estos sujetos procede a aplicar corriente eléctrica en los costados del animal en varias oportunidades utilizando un artefacto de electroshock o taser que mantiene escondido bajo su poncho“, detalla el documento de acción legal.

“El día 21 de septiembre, en horas de la tarde (…) mientras se desarrollaba una actividad de rodeo, un sujeto no identificado de sexo masculino, vestido con jeans, polera y chupalla, encontrándose en el interior de la medialuna frente a un novillo de color café que se encontraba caído en el interior de la media luna, procede a aplicar corriente eléctrica (…) en el costado izquierdo del animal y la zona trasera genital en al menos cuatro oportunidades, sin lograr que el novillo se levante”, agrega.

La ley “confusa”

El abogado Cristian Apiolaza destaca que es primera vez que se declara admisible una querella por maltrato animal en el contexto de un rodeo, por lo que “es un hecho súper importante, porque viene a despejar una duda que estaba dando vuelta en el ambiente”.

“Todos los abogados que estamos dentro del movimiento de derecho animal siempre habíamos sostenido que se podía denunciar o querellar en contra del rodeo, pero por otra parte, el rodeo siempre sostenía públicamente que ellos no realizaban una actividad que generaba maltrato animal”.

En ese contexto, el abogado de la fundación señala que quienes practican el rodeo se resguardaban bajo el “confuso” articulo 16 de la ley 20.380 sobre Protección de Animales, el cual señala que “las normas de esta ley no se aplicarán a los deportes en que participen animales, tales como el rodeo, las corridas de vaca, el movimiento a la rienda y los deportes ecuestres, los que se regirán por sus respectivos reglamentos”.

“Nosotros pedimos información respecto a esto al Ministerio del Deporte, vía Transparencia. Nos respondieron por medio del Instituto Nacional de Deporte diciendo que la Federación Deportiva Nacional de Rodeo no está ajustada a los requisitos legales actuales, por lo tanto no está reconocida a través de las leyes del deporte. Pero sí está reconocida por el artículo 16, reconocieron que es deporte pero por la puerta chica (…) hay decretos específicos en materia de deportes que dicen que no puede haber maltrato animal”, argumentó.

“Muchos diputados y senadores de derecha aprueban este artículo como para ‘blindar’ un poco al rodeo (…) pero la Contraloría, como para dictaminar cuál era la verdadera interpretación de ese articulo, ha realizado al menos tres dictámenes, en donde destacan que el artículo 16 sólo dice que  no se puede aplicar la propia ley de protección animal, pero sí se puede aplicar la normativa de maltrato animal que está contenida en el Código Penal“.

Finalmente, Cristian Apiolaza asegura que la querella también buscaba aclarar la confusión que provoca la ley respecto al tema.  “Es importante porque esto abre un poco la puertas (…) hacemos el llamado a que otras organizaciones también tomen lo que nosotros estamos haciendo acá y empiecen a presentar denuncias, querellas, etc. Hay que empezar a movilizarnos”.