Los personajes del estallido social en Chile

El estallido social en Chile ha sido testigo de múltiples reivindicaciones, intervenciones artísticas, así como de una violenta represión, pero también del surgimiento de nuevos personajes que se proyectan en la cultura pop del país. Héroes que hoy pertenecen al imaginario no solo de los que protestan, sino de la gran mayoría de los chilenos.

3306
© Foto : Gentileza Primera Línea Bonilla

La revuelta social del 18 de octubre en Chile, que comenzó por el alza del precio del transporte del metro y dio paso a diversas demandas —como mejorar la calidad de las pensiones, de la salud y de la educación, además de una nueva Constitución—, no tiene liderazgos definidos pero sí nuevos héroes populares, tanto a nivel nacional como regional.

El estallido social en Chile ha sido testigo de múltiples reivindicaciones, intervenciones artísticas, así como de una violenta represión, pero también del surgimiento de nuevos personajes que se proyectan en la cultura pop del país. Héroes que hoy pertenecen al imaginario no solo de los que protestan, sino de la gran mayoría de los chilenos.

“Son una genuina expresión de la identidad de los sectores populares de Chile, sectores marginados, precarizados”, resalta a Sputnik Gabriel Astudillo, sociólogo e investigador sobre desigualdad y conflictividad social de la Universidad de Chile.

Son personajes que se convirtieron —sin buscarlo— en los símbolos del descontento social. Uno de ellos es el estudiante secundario PareMan, cuya imagen se volvió mundialmente conocida tras ser capturada por un fotógrafo de la agencia internacional de noticias Reuters.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

‘Pareman’: “solo pensé en ayudar a los que le llegaron perdigones y lacrimógenas con el disco pare” Se ha vuelto viral la imagen de un encapuchado con un disco pare en sus manos. La agencia internacional Reuters y otros fotógrafos independientes, han viralizado varias fotos en portales de noticias y en las redes sociales lo han tomado como un superhéroe del descontento social que vive Chile desde hace unas semanas. Tuvo miedo por las instantáneas que le tomaron, pero no se amainó a pesar de su corta edad: “es momento de que nos unamos y no dejemos que nos aterroricen y persigan a las personas que intentar alzar los brazos contra ellos”. – Te han comparado con el Capitán América y te dieron el nombre de ‘Pareman’. ¿Cuáles son tus sensaciones de ello? Pareman: La verdad, siento que ese nombre responde a todxs los que nos manifestamos en las marchas, porque al fin y al cabo ‘Pareman’ es un encapuchado y como él hay miles que pelean y dan todo lo que tienen en las marchas, para ellos va todo este reconocimiento. Me enorgullece que una imagen tan simple y cotidiana sea tan aceptada y felicitada. Siento que es un logro de todxs. ¿El escudo lo improvisaste o ya tenías la idea de ocuparlo en las protestas? Pareman: Nació de la impotencia del momento, muchos manifestantes que estaban en el lugar les llegaron perdigones y lacrimógenas directas, vi el disco pare y solo pensé en ayudar. Tu viviste en carne propia el lanzamiento de balines y lacrimógenas. Varios de tus compañeros no tuvieron escudo o alguna protección y terminaron con daños físicos y oculares muy graves. Pareman: Carabineros y fuerzas especiales disparan al cuerpo. Tengo amigos perjudicados y un amigo de unas amigas cercanas perdió la vida por esto. Es asquerosa y desproporcionada la manera en que el estado ataca a su propio pueblo. Entrevista completa en las imágenes de la publicación. . . . . . . . . . #pareman #evasion #CapitanAlameda #protesta #fotoperiodismo #streetphotography #photoshooting #photojournalist #journalist #photo #NoMasTorturas #EstadoDeExcepcion #ChileDespierta #Avengers #Avenger #igstreet

Una publicación compartida por Bastián Cifuentes Araya 😎 (@periodistafurioso) el

Por su parte, el joven Chalaman, de Antofagasta (norte de Chile), recibió un perdigón en la cara y volvió a enfrentarse con las fuerzas policiales calzando chalas (sandalias rústicas).

Finalmente, Nalcaman, comerciante de Puerto Montt (sur de Chile), se disfrazó con nalcas (vegetal característico de la zona) y así se sumó a las manifestaciones.

“Si uno pone atención, todos estos personajes, Pareman, Chalaman, Nalcaman, todos son imágenes que representan la precariedad de vivir el neoliberalismo y la creatividad que cotidianamente esos mismos sectores populares tienen para arreglárselas y sobrevivir en él”, observa Astudillo.

Para el sociólogo, hacerse un escudo con señalética o salir a pelear en chalas son muestras de esta carencia y del ingenio popular. En el caso de Nalcaman, es evidente que responde a la especificidad de una identidad popular regional, pero es lo mismo: “soluciones creativas a una vida precaria en el neoliberalismo”.

“Me gustan estas figuras, sobre todo porque son de la primera línea, que le dan un simbolismo al movimiento, ayuda a que se mantenga la fuerza de la protesta. Es una forma muy creativa de llamar la atención y mostrar que la movilización sigue”, opina la manifestante y estudiante universitaria Josefa Montes en diálogo con Sputnik.

Rubén, el simbólico joven antofagastino, con quien pudo hablar Sputnik, contó que haber sido “reconocido como el Chalaman” demuestra que “la gente se da cuenta que aquí hay una primera línea, una persona que va a luchar hasta el último”.

“Que esto sirva como ejemplo para todas las otras personas que pueden estar en su casa, que vean que nosotros seguimos en la lucha y vamos a dar el cien por ciento”, completó.

¿Quién fue el Negro Matapacos?

Sin embargo, la figura más emblemática del estallido social de 2019 es el fallecido perro callejero conocido como el Negro Matapacos. Se hizo famoso durante las históricas marchas estudiantiles del 2011, a las que acudía siempre, y su imagen se ha convertido en un símbolo de diversas manifestaciones sociales en el mundo: ha llegado a aparecer en protestas de Estados Unidos, Japón y Suecia. Ahora, Chile volvió a evocar su figura.

Falleció en 2017 y hasta hoy es tan icónico en la cultura popular chilena que ha ganado una estatua en Santiago en su homenaje.

“El caso del Negro Matapacos es todavía más interesante porque hablamos de un perro socialmente marginado, que vivía en la calle, mestizo, que enfrenta al principal sostén del orden neoliberal: la policía [despectivamente llamados pacos]. En él se expresa una identidad de los sectores populares mestizos, de piel morena, que viven con altos niveles de exclusión social, económica y política”, concluye el sociólogo de la Universidad de Chile.