Ministro Delgado critica a Bolivia por crisis migratoria en el norte

Hay evidencia que demuestra que Bolivia podría estar ayudando a los ciudadanos venezolanos a ingresar a Chile a cambio de dinero

113

Santiago, 2 feb (Sputinik).- Las autoridades bolivianas no colaboran para abordar la crisis migratoria y la policía de ese país se corrompe para incentivar la migración irregular, señaló este miércoles el ministro del Interior de Chile, Rodrigo Delgado.

“Hemos desarrollado una serie de medidas para combatir la migración clandestina en el norte de Chile, pero el trabajo se dificulta porque Bolivia es por lejos el país que menos colabora en el tema y a algunas autoridades bolivianas parece no interesarles”, afirmó el secretario de Estado en entrevista con Radio Tele13.

Delgado se refirió a la crisis migratoria que afecta al norte de Chile, particularmente a la región de Tarapacá, donde miles de personas ingresan mensualmente por pasos no habilitados desde Bolivia, y aseguró que esta situación se vincula también con un alza en los niveles de delincuencia en la zona.

“En Tarapacá, efectivamente, han aumentado los delitos más violentos, con distintas técnicas, con un crimen organizado mucho más complejo que el crimen común, y hay delitos que no se veían en la zona, muchos de ellos ligados a ajustes de cuentas”, agregó.

El ministro también aseguró que existe un problema de corrupción en la policía boliviana, afirmando que “hay evidencia que demuestra que su personal podría estar ayudando a los ciudadanos venezolanos a ingresar a Chile a cambio de dinero”.

Delgado comparó la situación con Perú, asegurando que ese país sí “colabora con el gobierno chileno, y hemos podido combatir el ingreso de miles de ciudadanos extranjeros con un trabajo en conjunto con cancillerías y las policías, mientras que con el gobierno boliviano es muy distinto”.

La crisis migratoria en el norte de Chile se acrecentó a comienzos del año pasado, cuando miles de migrantes venezolanos comenzaron a entrar desde Bolivia por pasos no habilitados e hicieron colapsar algunas ciudades fronterizas como Colchane.

En las últimas semanas se han registrado diversas manifestaciones en la región de Tarapacá de chilenos pidiendo más seguridad y afirmando que la migración descontrolada generó un aumento de crímenes y delitos violentos. (Sputnik)