NASA confirma altos niveles de carbono y agua en muestra de asteroide Bennu

A medida que observamos los antiguos secretos preservados dentro del polvo y las rocas del asteroide Bennu, estamos desbloqueando una cápsula del tiempo que nos ofrece conocimientos profundos sobre los orígenes de nuestro sistema solar

334
@NASA

Montevideo (Mesa Américas), 11 oct (Sputnik).- La muestra del asteroide Bennu recolectada en el espacio y traída a la Tierra por la misión OSIRIS-REx evidencia un alto contenido de carbono y agua, componentes básicos para la vida, anunció este miércoles la agencia aeroespacial estadounidense NASA.

“La muestra de OSIRIS-REx es la mayor y más rica en carbono procedente de un asteroide jamás llegada a la Tierra y ayudará a los científicos a investigar los orígenes de la vida en nuestro propio planeta para las generaciones venideras”, dijo en rueda de prensa el administrador de la NASA, Bill Nelson.

Nelson hizo el anuncio en rueda de prensa desde el Centro Espacial Johnson, en la ciudad estadounidense de Houston (sur), donde fue mostrado el material del asteroide por primera vez desde que aterrizó en septiembre pasado.

El nombre del equipo científico a cargo de la misión es un acrónico de Orígenes, Interpretación Espectral, Identificación de Recursos y Seguridad – Regolith Explorer, cuyo objetivo era recolectar al menos 60 gramos de material del Bennu, un asteroide de unos 4.500 millones de años de antigüedad.

La muestra incluye rocas, suelo y polvo de Bennu, recogidas en octubre de 2020 tras un viaje de cuatro años.

Al abrir por primera vez la tapa del recipiente de OSIRIS-REx, los científicos descubrieron material extra del asteroide que cubría el exterior del cabezal del colector, la tapa del recipiente y la base, lo cual ralentizó el proceso de recolección y contención de la muestra primaria.

Lo recolectado ofrecerá información sobre la formación del sistema solar, la llegada a la Tierra de materiales precursores para la vida, y sobre las precauciones a tomar para evitar eventuales colisiones de asteroides contra este planeta, agregó la NASA en su web oficial.

“Las misiones de la NASA como OSIRIS-REx mejorarán nuestra comprensión de los asteroides que podrían amenazar a la Tierra y, a la vez, nos permitirán vislumbrar lo que hay más allá. La muestra ha regresado a la Tierra, pero aún queda mucha ciencia por hacer: ciencia como nunca antes habíamos visto”, dijo Nelson.

Aunque los resultados son preliminares y serán necesarios más estudios para comprender la naturaleza de los compuestos de carbono encontrados, los expertos consideraron el descubrimiento inicial “un buen augurio para futuros análisis de la muestra de asteroide”.

La NASA desarrolló cajas de guantes y herramientas especializadas para mantener el material del asteroide “prístino” y conservar las muestras para investigaciones presentes y futuras.

“A medida que observamos los antiguos secretos preservados dentro del polvo y las rocas del asteroide Bennu, estamos desbloqueando una cápsula del tiempo que nos ofrece conocimientos profundos sobre los orígenes de nuestro sistema solar”, dijo Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx.

Según el también académico de la Universidad de Arizona, Tucson, la abundancia de material rico en carbono y la presencia de minerales arcillosos acuíferos son sólo “la punta del iceberg cósmico”, y afirmó que cada revelación de Bennu acerca más a la ciencia a “desentrañar los misterios de nuestra herencia cósmica”.

La nave espacial OSIRIS-REx liberó la cápsula sobre la atmósfera de la Tierra en una precisa misión que finalizó en el desierto del estado de Utah (centro).

Luego de soltar la cápsula, la nave volverá al espacio para seguir su misión observando otro asteroide llamado Apofis. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR