Productores de Pisco culpan al Gobierno de no apoyarlos en “contienda legal” contra Perú

1081
Foto: EMOL

Durante la semana se conoció la derrota judicial de Productores de Pisco A.G. de Chile en la India, país que luego de 9 años de disputa atribuyó la denominación de origen a Perú.

Lo anterior provocó gran molestia en la entidad nacional, puesto que reconocen que están luchando solos ante la ofensiva peruana para posicionarse de manera exclusiva en algunos mercados internacionales.

Por ello, mediante una declaración pública, aseguraron que “en diversas contiendas legales, los pisqueros nos hemos visto en la obligación de enfrentarnos infructuosamente al Estado del Perú para defender nuestro derecho a producir y
vender pisco en una serie de países”.

Refiriéndose a la reciente determinación en el país asiático, lamentaron que “cierran en nuestra cara la posibilidad de acceder a un atractivo mercado emergente, con buenas perspectivas de crecimiento, que está viviendo un proceso de evolución en sus tendencias de consumo”.

Asimismo, criticaron al ministro de Economía, José Ramón Valente, quien le habría restado importancia a la determinación al señalar que no se ha perdido nada y que se puede gestionar el reconocimiento.

“…aquí estamos frente a una situación de carácter político y diplomático, que debe ser liderado y gestionado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile y no por los productores de pisco como contraparte para enfrentar al gobierno de otro país por el derecho a utilizar legítimamente nuestra Denominación de Origen Pisco”, manifestaron.

Para graficar de mejor manera la problemática, advirtieron que esta situación no es aislada, ya que otros países también han reconocido a Perú como “dueño” del pisco. Entre ellos, Tailandia, Ucrania y Colombia.

Ante este panorama, aseguraron que “esta lucha desigual nos tiene agotados y profundamente decepcionados, viendo impotentes como se siguen cerrando las puertas de los mercados internacionales para nuestro producto, a pesar de tener acuerdos previos, tratados de libre comercio y por sobre todo, la absoluta legitimidad y derecho de comercializar un producto representativo de nuestro país”.

“Chile es el único país que deja en manos de sus productores la defensa de esta actividad productiva…Por ello creemos firmemente que el Estado de Chile debe
defender su patrimonio y su identidad con orgullo, decisión y convicción”, sentenciaron, pidiendo que el Gobierno tome cartas en el asunto.