San Joaquín Celebra Unidad Religiosa: Izan la Bandera Cristiana en el Mes de las Iglesias

El izamiento de la bandera cristiana se erigió como un símbolo de unidad en medio de la diversidad, reflejando la riqueza cultural y espiritual de la comunidad de San Joaquín.

353
La actividad contó con la presencia y participación de nuestro alcalde, Cristóbal Labra Bassa, los concejales/as Jozo Vukelic, Eduardo Villalobos, Tiare Hernández y Francisco Ortiz, la Asociación de Pastores de San Joaquín y la Fraternidad Ecuménica de Chile

San Joaquín, 02/10/23 En un emotivo acto enmarcado en el mes de las Iglesias Evangélicas y Protestantes, la comunidad de San Joaquín se unió para llevar a cabo el izamiento de la bandera cristiana en el frontis del municipio.

Esta significativa ceremonia contó con la activa participación de diversas comunidades religiosas, fortaleciendo los lazos de unidad y fraternidad entre sus miembros.

La ceremonia, presidida por el alcalde Cristóbal Labra Bassa, fue un evento emblemático que reunió a líderes religiosos, autoridades municipales y representantes de la comunidad. El alcalde Labra Bassa destacó la importancia de promover el respeto y la convivencia entre las distintas expresiones de fe presentes en San Joaquín.

Los concejales Jozo Vukelic, Eduardo Villalobos, Tiare Hernández y Francisco Ortiz se sumaron al evento, expresando su apoyo a la diversidad religiosa que enriquece el tejido social de la comuna. La presencia activa de estos líderes municipales subrayó el compromiso de la administración local con la inclusión y el diálogo interreligioso.

La Asociación de Pastores de San Joaquín y la Fraternidad Ecuménica de Chile (Fraech) jugaron un papel fundamental en la organización y desarrollo de la actividad. Su colaboración evidenció el espíritu de cooperación que impulsa a las comunidades religiosas a trabajar juntas en pro de valores compartidos y el bienestar común.

La ceremonia incluyó momentos de reflexión, oración y música, en los cuales los participantes pudieron expresar su fe de manera colectiva. El izamiento de la bandera cristiana se erigió como un símbolo de unidad en medio de la diversidad, reflejando la riqueza cultural y espiritual de la comunidad de San Joaquín.

Este evento no solo celebró la diversidad religiosa presente en la comuna, sino que también reafirmó el compromiso de sus habitantes y autoridades con el respeto mutuo y la convivencia pacífica. La ceremonia del izamiento de la bandera cristiana se erige como un ejemplo de cómo la diversidad puede ser un motor de fortalecimiento comunitario y armonía social.

TE PUEDE INTERESAR