Subsidio a la electricidad por alzas divide a la coalición gobiernista

Para aliviar la carga, la administración de Gabriel Boric estableció un subsidio para todos los que pertenezcan al 40 por ciento de los hogares más vulnerables, que deben ingresar a un sitio web y postular a un descuento en sus boletas eléctricas.

55
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Santiago, 2 jul (Sputnik).-  Llegó el invierno austral en Chile y se prendieron las estufas, pero también las alarmas en la sede de Gobierno, el palacio de La Moneda. Las empresas eléctricas privadas del país iniciaron esta semana un alza en el precio de sus servicios debido a la alta demanda y al fin de una ley que congeló los precios durante la pandemia, generando un impacto directo en el presupuesto de los hogares.

El aumento comenzó en un 20 por ciento pero irá subiendo paulatinamente, pudiendo llegar hasta un 60 por ciento en algunas regiones. Para aliviar la carga, la administración de Gabriel Boric estableció un subsidio para todos los que pertenezcan al 40 por ciento de los hogares más vulnerables, que deben ingresar a un sitio web y postular a un descuento en sus boletas eléctricas.

Tienen prioridad para postular los hogares donde existan integrantes sujeto de cuidados, como personas con discapacidad, niños pequeños o personas con dependencia funcional; hogares con un integrante identificado como persona cuidadora; y hogares con al menos un adulto mayor. Además, se valora mejor a aquellos que estén al día en el pago de sus cuentas de electricidad.

Sin embargo, para el sector más a la izquierda de la coalición oficialista, el subsidio de Boric no es suficiente. En particular, los líderes del Partido Comunista alzaron la voz y emplazaron al mandatario a entregar más apoyo estatal. Algunos de ellos, con duras críticas y bastante “fuego amigo”.

CHOQUE ELÉCTRICO

“La respuesta del Gobierno ha sido insuficiente”, dijo en conferencia de prensa la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler, militante comunista. Hassler organizó junto a otros alcaldes de izquierda, del mismo sector que Boric, una visita a La Moneda para entregar una carta al mandatario donde lo apuraron a ampliar el subsidio.

“El plan del Gobierno de subsidiar sólo al 40 por ciento de los más vulnerables no logra dar respuesta a muchas familias que verán muy difícil llegar a fin de mes”, afirmó a los medios locales el alcalde de Cerro Navia, Mauro Tamayo, también de izquierda.

El emplazamiento escaló hasta el Congreso legislativo y líderes como la diputada comunista Karol Cariola, miembro del mismo grupo de líderes estudiantiles del que participó Boric en las históricas marchas por la educación de 2011, salió a “apretar” al Ejecutivo.

“El ministro nunca ha entregado de manera precisa los porcentajes del alza que se proyectan”, criticó Cariola en conferencia de prensa esta semana, acusando al ministro de Energía, Diego Pardow, de no ser completamente transparente en la información sobre el alza real de los precios.

LA NUEVA PROPUESTA

Ante la presión del mismo oficialismo, el Gobierno presentó un proyecto de ley para ampliar el subsidio, duplicando su cobertura. La actual subvención beneficia a 4,7 millones de hogares y se espera que la nueva propuesta pueda ayudar hasta 10 millones.

Para conseguir los recursos, la iniciativa crea un alza específica a los impuestos que pagan las empresas ligadas al uso y producción del carbón, como una medida sustentable ante la contaminación que produce en su uso combustible.

Según las estimaciones del Ejecutivo, si esta nueva propuesta llega a ver la luz tras ser aprobada en el parlamento, podría reducir hasta en 5% el alza en cada cuenta particular. (Sputnik)

Francisco Bravo Atias

TE PUEDE INTERESAR