Unicef advierte que América Latina supera promedio mundial de sobrepeso infantil

Los países y territorios con mayor carga de obesidad en niños, niñas y adolescentes son Argentina (16,9 por ciento), Bahamas (17,3 por ciento), Chile (15,2 por ciento), Dominica (15 por ciento), México (14,8 por ciento) y República Dominicana (15 por ciento).

305
Autor: Diego Delso Derechos de autor: CC-BY-SA 4.0

Montevideo (Mesa Américas), 31 ago (Sputnik).- América Latina y el Caribe tiene un promedio de sobrepeso infantil superior al mundial, pues lo padecen más de 4 millones de niños menores de cinco años, dijo este jueves el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en un reporte.

“El sobrepeso infantil en América Latina y el Caribe es un grave problema de salud pública. Esta condición afecta a 4,2 millones de niños y niñas menores de cinco años, y a 49 millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 19 años. (…) El sobrepeso en niños y niñas menores de cinco años representa al 8,6 por ciento, y está por encima de la prevalencia mundial de 5,6 por ciento”, señala el informe de Unicef.

Sostuvo que América del Sur es la subregión más afectada, con tres millones (9,7 por ciento) de niños con sobrepeso, seguida por América Central con un millón (6,7 por ciento), y el Caribe con 0,2 millones (6,6 por ciento).

“El sobrepeso en niños y niñas menores de cinco años ha aumentado de forma sostenida de 2000 a 2022 y de forma muy acelerada de 2010 a 2022, pasando de 6,8 por ciento (3.863 millones) en 2000 a 7,3 por ciento (3.895 millones) en 2010 y a 8,6 por ciento en el 2022 (4.227 millones)”, abunda el texto.

Unicef considera “preocupante” el aumento en América del Sur, donde el porcentaje de menores de 5 años con sobrepeso subió de 6,9 por ciento en 2000 (2,5 millones) a 9,7 por ciento (3 millones) en 2022, una diferencia que considera “estadísticamente significativa”.

Los países y territorios con mayor porcentaje de casos de sobrepeso son Islas Turcas y Caicos (17,6 por ciento), Paraguay (14,6 por ciento), Trinidad y Tobago (13,9 por ciento), Argentina (12,6 por ciento) y Barbados (12,5 por ciento).

Luego le siguen Ecuador (11,9), Uruguay (11,5), Panamá (11,4), Brasil (10,3), Cuba (10,2), Perú (9,4), Bolivia (9,0), Chile (8,8), Nicaragua (8,7), México (6,9), Venezuela (6,9) Colombia (6,2), Belice (5,9), Guatemala (4,8), Honduras (4,7), Surinam (3,8), Haití (3,7).

“La proporción de niños y niñas menores de 5 años con sobrepeso en la región es superior en los quintiles de mayores ingresos que en los de menores ingresos. Sin embargo, sólo en el Caribe la diferencia es estadísticamente significativa (9,6 por ciento vs. 3,9 por ciento, respectivamente).

Al parecer la proporción de niños y niñas menores de cinco años con sobrepeso también es mayor en zonas urbanas, entre aquellos que tienen de 6 a 11 meses de edad y en niños, pero ninguna de las diferencias es estadísticamente significativa”, agregó.

Asimismo, el sobrepeso afecta a 49 millones de niños, niñas y adolescentes de 5 a 19 años, un 30,6 por ciento que supera la prevalencia mundial de 18,2 por ciento.

“En cuanto a las subregiones, América del Sur es el territorio más afectado con 30 millones de niños, niñas y adolescentes con sobrepeso, seguido por América Central, con 16 millones, y el Caribe con 3 millones. (…) Argentina, Bahamas, Chile y México son los países y territorios con cifras más altas (prevalencia mayor o igual al 35 por ciento)”, agregó.

Los países y territorios con mayor carga de obesidad en niños, niñas y adolescentes son Argentina (16,9 por ciento), Bahamas (17,3 por ciento), Chile (15,2 por ciento), Dominica (15 por ciento), México (14,8 por ciento) y República Dominicana (15 por ciento).

DESNUTRICIÓN

Por otro lado, Unicef afirmó que en la mayoría de los países y territorios de la región la desnutrición crónica está por debajo de la estimación mundial de 22,3 por ciento.

Sin embargo, advirtió que aún existen países con cifras por encima de la estimación regional de 11,5 por ciento y con prevalencia alta: Guatemala (43,5 por ciento), Ecuador (22,7 por ciento), Haití (19,5), Honduras (17,5), Nicaragua (14,9), Panamá (13,8) México (12,6) y Belice (12).

“A pesar de los avances en la reducción de los índices de desnutrición a nivel regional, aún existen algunos países con cifras altas o muy altas de desnutrición crónica. La doble carga de la malnutrición está presente en todos los países y no hay progreso hacia el cumplimiento de las metas mundiales de nutrición”, señala el informe.

CONSECUENCIAS

Unicef advirtió que el sobrepeso y la obesidad comprometen los derechos fundamentales de los niños y adolescentes, como es el derecho a la salud y a una adecuada alimentación.

“Estas condiciones están estrechamente relacionadas con problemas de salud y condiciones mentales durante la infancia, y con una variedad de enfermedades crónicas a lo largo de la vida, incluyendo enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer”, agregó.

La agencia de la ONU señaló que el sobrepeso afecta el bienestar físico, emocional y mental de niños y adolescentes.

Los entornos alimentarios “obesogénicos” son los “principales determinantes” para el sobrepeso en la región, y se caracterizan por promover y favorecer el consumo de productos no saludables y brindan escasas opciones para la actividad física, afirmó.

“América Latina y el Caribe es la segunda región más urbanizada del mundo. El 81 por ciento de la población reside en áreas urbanas. Más de 165 millones corresponden a niños, niñas y adolescentes. Los entornos alimentarios obesogénicos abundan en áreas urbanas de la región, especialmente en zonas más vulnerables y menos favorecidas social y económicamente”, agrega el documento.

Unicef sostuvo que la situación de la región es “muy preocupante” y aseguró que el panorama futuro “no es alentador”, ya que las proyecciones para 2035 muestran un crecimiento anual “muy alto” de la obesidad infantil en todos los países.

La investigación admite que la alimentación saludable es “más costosa y poco accesible” para la mayoría de la población, e indica que la región tiene el “costo más alto” para acceder a una dieta saludable en comparación con otras partes del mundo.

El consumo de una persona por día es de 3,89 dólares, mientras que el promedio mundial es de 3,54 dólares. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR