33 periodistas asesinados en México en mandato de López Obrador, informa Artículo19

Respecto al acceso a la información en el país latinoamericano la organización indica que "en 2021 se consolidó la tendencia a negar e invisibilizar problemáticas relacionadas con los derechos humanos desde el discurso público".

43
Imagen de USA-Reiseblogger en Pixabay

Ciudad de México, 6 abr (Sputnik).- Al menos 33 periodistas han sido asesinados en tres años y cuatro meses del mandato sexenal del presidente Andrés Manuel López Obrador, que comenzó el 1 de diciembre de 2018, indica el informe anual de la organización no gubernamental Artículo 19 (A-19) sobre libertad de prensa titulado “Negación”, presentado el martes.

En su informe 2021, la organización internacional refiere que “en lo que va del sexenio, 33 periodistas han sido asesinados/as, de estos, siete en 2021 y ocho en el primer trimestre de 2022”.

Si se compara con los tres primeros años de la administración del anterior presidente, Enrique Peña Nieto (2012-2018), los ataques violentos contra la prensa se han incrementado en 85 por ciento, y “en el país se registró una agresión contra la prensa cada 14 horas; con 644 ataques documentados en todo el año”, detalla el documento de A-19.

El informe de la organización, que lleva el nombre del artículo dedicado a la libertad de expresión en la Declaración Universal de Derechos Humanos, “lo titulamos así por la tendencia del Gobierno a desinformar y estigmatizar a quienes contrastan datos oficiales”, dijo a periodistas el director de la organización en México, Leopoldo Maldonado.

“TENDENCIA A NEGAR PROBLEMÁTICAS CON DDHH”

El recuento señala que la distribución de la inversión en publicidad gubernamental está desequilibrada y solo 10 medios de comunicación recibieron el 52 por ciento del gasto público destinado a ese rubro.

Respecto al acceso a la información en el país latinoamericano la organización indica que “en 2021 se consolidó la tendencia a negar e invisibilizar problemáticas relacionadas con los derechos humanos desde el discurso público”.

Maldonado sostiene que la negación gubernamental de ese problema “se traduce en desinformación oficial, estigmatización pública de la prensa, discrecionalidad en la asignación de la publicidad oficial, engaños en el sistema de transparencia, violencia contra la prensa, brecha digital, y violaciones a los derechos humanos, que vulneran la libertad de expresión”.

Refirió que durante este periodo se reforzó la concentración de la comunicación social desde la conferencia matutina presidencial “donde la desinformación oficial es el mecanismo empleado para anular a cualquier otro discurso que se le oponga a sus interlocutores, a través de dichos y datos difíciles de confirmar”.

Como ejemplo, A-19 menciona que las respuestas a 30 solicitudes de información dirigidas a la Presidencia relacionadas con declaraciones de López Obrador “en 50 por ciento de los casos este sujeto obligado se declaró incompetente, mientras que en 27 por ciento indicó no haber localizado información documental relacionada con la solicitud, y, en un tres por ciento señaló que se había declarado la inexistencia de la información”.

Acerca de la “estigmatización a la prensa”, el informe indica que en las conferencias matutinas del presidente “por lo menos en 71 ocasiones, un promedio de casi seis ocasiones al mes, el propio titular del Ejecutivo Federal u otros integrantes del gobierno denostaron a la prensa”.

De los ataques documentados, “el Estado mexicano estuvo involucrado en dos de cada cinco agresiones, mientras que los temas más vinculados a la violencia contra periodistas fue la corrupción y la política con 285 agresiones”.

Con estos datos, en tres años de López Obrador en la presidencia suman 1.945 ataques contra la prensa.

Como comparativo, en el Gobierno anterior de Peña Nieto registró en el mismo periodo 15 asesinatos contra periodistas en posible vínculo con su labor y 1.053 ataques contra comunicadores. (Sputnik)