Amnistía Chile reprueba mandato de Piñera debido a violaciones a DDHH

Amnistía Internacional destacó el trabajo del Poder Judicial y de las fiscalías que lograron algunos avances en las investigaciones contra agentes del Estado investigados por delitos de lesa humanidad

99
Fotógrafo: Sebastián Rodríguez

Santiago, 29 mar (Sputnik).- La misión en Chile de Amnistía Internacional realizó una evaluación negativa de los cuatro años de administración del expresidente Sebastián Piñera (2018-2022) en materia de derechos humanos.

Debido a los casos de uso excesivo de la fuerza registrados durante la represión a las protestas, señaló este martes el director ejecutivo de Amnistía Chile, Rodrigo Bustos.

“Desde Amnistía Chile hemos señalado que la administración anterior deja un legado sombrío por las graves y generalizadas violaciones a los derechos humanos”, afirmó Bustos a través de su cuenta de Twitter.

El activista agregó que durante la gestión de Piñera no hubo “medidas para avanzar en verdad, justicia, reparaciones y garantías de no repetición, por lo que el estado de Chile deberá saldar deudas”.

Sus declaraciones se dieron en el marco de la publicación del informe global de Amnistía Internacional de 2021, documento que en el apartado de Chile advirtió que a pesar de los dos años transcurridos del inicio del estallido social de octubre de 2019, aún se siguen registrando casos de policías haciendo uso excesivo de la fuerza.

“Durante el año 2021 se registraron al menos dos casos más de lesiones oculares, sumándose a los más de 400 casos registrados durante el estallido social”, informó el organismo.

Sin embargo, Amnistía Internacional destacó el trabajo del Poder Judicial y de las fiscalías que lograron algunos avances en las investigaciones contra agentes del Estado investigados por delitos de lesa humanidad, incluida una demanda que avanza en tribunales contra el mismo Piñera.

El estallido social fue un movimiento ciudadano iniciado en octubre de 2019 contra el modelo económico neoliberal, el Gobierno de Piñera, los precios de los servicios básicos y la Constitución actual redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El movimiento dio paso al proceso constituyente que, a través de una Convención Constitucional, busca redactar un nuevo texto y reemplazar a la actual carta magna. (Sputnik)