Aterriza una cápsula de la NASA que contiene muestras de un antiguo asteroide

El material recolectado en la superficie del asteroide Bennu, que se encuentra a 321 millones de kilómetros de la Tierra, será transportado el próximo lunes a un laboratorio de conservación de la agencia espacial estadounidense.

324
Fotografía: @NASA

La NASA comunicó que la cápsula espacial de la misión Orígenes, Interpretación Espectral, Identificación de Recursos y Explorador-Seguro de Regolitos (OSIRIS-REx), que contiene las muestras de rocas y polvo recolectadas en la superficie del asteroide Bennu en 2020, ha aterrizado este domingo en el campo de pruebas y entrenamiento de Utah, perteneciente al Departamento de Estado de EE.UU.

De acuerdo con la agencia espacial estadounidense, los datos del radar de la instalación militar, ubicada en el desierto occidental de Utah, confirmaron que la nave espacial ingresó a la atmósfera terrestre sobre la costa de California.

Asimismo, la NASA explicó que uno de los dos paracaídas a bordo del vehículo de reingreso se abrió poco después de que este entrara a nuestro planeta, a una altitud de 32 kilómetros. La cápsula se separó de este componente secundario tras lograr estabilizarse. Finalmente, el paracaídas principal se desplegó, a una altura de 1,5 kilómetros, para desacelerar la nave desde una velocidad hipersónica (aproximadamente 6.174 km/h) hasta llegar a los 18 km/h.

Una parte del equipo de recuperación OSIRIS-REx, conformado por un integrante de la Fuerza Aérea de EE.UU. y otro de la empresa Lockheed Martin, llegó en helicóptero al lugar donde aterrizó el aparato con el propósito de realizar una evaluación de seguridad del área circundante, así como de la propia cápsula.

Tras concluir el procedimiento que evitaría una posible contaminación de las muestras recopiladas por la nave, que pesa alrededor de 45 kilogramos, los miembros restantes del grupo de recuperación la envolvieron en varias láminas de teflón y luego en una lona, para trasladarla en helicóptero a una sala limpia que se montó temporalmente en la base militar de Utah.

Una vez que el aparato sea desmontado en la sala especialmente diseñada para reducir los niveles de contaminación, se empaquetarán las muestras en vasos de aluminio para que el lunes de la siguiente semana los transporten a un laboratorio de conservación en el Centro Espacial Johnson de la NASA, localizado en la ciudad de Houston (Texas).

La misión OSIRIS-REx fue lanzada el 8 de septiembre de 2016 mediante un cohete Atlas V 411, que despegó desde Cabo Cañaveral (Florida). Según la agencia espacial estadounidense, el material obtenido por la cápsula del asteroide Bennu, que se encuentra a 321 millones de kilómetros de la Tierra, ofrecerá a los científicos más información sobre cómo se originaron del Sol y los planetas hace 4.500 millones de años.