Aumenta 20 puntos la justificación del Golpe de Estado en una década, según CERC-MORI

El estudio revela que no existe en Occidente ningún otro dictador que haya sobrevivido el paso del tiempo como lo ha hecho Augusto Pinochet, recuperando imagen a los 50 años del golpe militar. “Encontrar que la dictadura es buena es aceptar que los valores democráticos son movibles. Eso no es aceptable. Nosotros hemos creado esta situación y para los 50 años del golpe lo mínimo es que podamos hacernos cargo de esto”, alerta Lagos.

468
El Gobierno de Estados Unidos entregó apoyo económico a grupos contrario a Allende, organizó propaganda de desinformación y realizó acciones encubiertas a cargo de la Agencia Central de Inteligencia

El informe “La opinión pública sobre la ‘Era de Pinochet’ 1973-2023” revela que un 36% de los encuestados en el estudio realizado por CERC-MORI este año justificó el Golpe de Estado llevado a cabo por las Fuerzas Armadas.

Este porcentaje representa un aumento de 10 puntos en comparación con el estudio realizado en 2013, cuando solo un 16% respaldaba la dictadura.

Estos resultados son similares a los obtenidos hace 20 años, cuando también un 36% de los participantes justificó la asunción de Pinochet al poder. En contraste, este año solo el 41% de los encuestados opinó que “nunca hay razón para dar un golpe”, lo que representa una disminución de 17 puntos porcentuales en comparación con la misma medición realizada en 2013, cuando un 68% se manifestó en esa línea.

El informe destaca que, a pesar de haber transcurrido treinta y tres años desde el restablecimiento de la democracia y cincuenta años desde el golpe militar de 1973, el pinochetismo se sigue validando en medio de la actual crisis social, política y económica en Chile.

El documento se basa en un análisis de encuestas de opinión pública recopiladas en el Barómetro de la Política CERC desde 1987, lo que lo convierte en el seguimiento más prolongado después de una dictadura en el mundo occidental durante una democracia.

Sorprendentemente, Augusto Pinochet ha recuperado imagen y la dictadura no es condenada de manera unánime. De hecho, aproximadamente un tercio de la población chilena considera que los militares tenían toda la razón para llevar a cabo el golpe de Estado, mientras que solo una cuarta parte de la población expresa de manera categórica que el régimen militar fue malo.

Incluso entre los jóvenes, las críticas son moderadas. Mientras que el 51% de aquellos que vivieron la dictadura la ven como algo “en parte bueno y en parte malo”, el 40% de los menores de 35 años tiene una opinión más suave hacia ella, y aproximadamente un tercio (29%) considera que fue “solo mala”. Esto refleja una cierta justificación del golpe y una demanda de autoritarismo.

Según Marta Lagos, directora de MORI, esta situación se debe en parte a que en los años noventa “los demócratas chilenos, con el fin de evitar la polarización y el conflicto, dejaron que la línea divisoria entre la dictadura y la no dictadura se diluyera. Permitimos una visión laxa de la dictadura como si fuera válida. Pero no es válido afirmar que una dictadura que cometió asesinatos y torturas haya hecho algo bueno”.

El estudio revela que Augusto Pinochet es el único dictador en Occidente que ha logrado sobrevivir al paso del tiempo y ha recuperado su imagen a los 50 años del golpe militar. Esto plantea interrogantes sobre la movilidad de los valores democráticos. Marta Lagos advierte que es necesario hacer frente a esta situación, especialmente ahora que se cumplen 50 años del golpe.