Autoridades de Bélgica entregan un diente de Patrice Lumumba a sus familiares

Bélgica finalmente devuelve un diente con corona de oro perteneciente a Patrice Lumumba, quien sigue siendo un héroe de la lucha anticolonial. Estos son los últimos restos de Lumumba. Un oficial de policía belga lo guardó como trofeo. El resto de sus restos fue disuelto en ácido.

39
Bélgica finalmente devuelve un diente con corona de oro perteneciente a Patrice Lumumba, quien sigue siendo un héroe de la lucha anticolonial. Estos son los últimos restos de Lumumba. Un oficial de policía belga lo guardó como trofeo. El resto de sus restos fue disuelto en ácido.

Bruselas, 20 jun (Sputnik).- Las autoridades de Bélgica entregaron un diente del primer ministro de la República del Congo (actual República Democrática del Congo), Patrice Lumumba, asesinado en 1961, a sus familiares, comunicó el portal belga Sudinfo.

La ceremonia de restitución de la reliquia se desarrolló este lunes en el Palacio Egmont de Bruselas con la asistencia del primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo; el jefe de la fiscalía federal del país, Frederic Van del Leeuw, y unos miembros de la familia de Lumumba.

De Croo presentó disculpas, señalando que “la responsabilidad moral” sobre las circunstancias que llevaron a la muerte del exprimer ministro del Congo recae sobre algunos de los ministros belgas de la época de 1960.

“Hemos reconocido esta responsabilidad moral del Gobierno belga, quiero volver a señalarlo una vez más este día en que Bélgica se despide oficialmente de Patrice Lumumba”, dijo De Croo.

Tras eso el fiscal Van Leeuw entregó a los parientes de Lumumba una pequeña caja que contenía un diente del primer ministro congoleño. El diente fue decomisado en 2016 por la justicia belga a la hija del policía que participó en el asesinato de Lumumba, informó Sudinfo.

Patrice Lumumba asumió el cargo de primer ministro de la República del Congo en junio de 1960, poco antes de cumplir 35 años de edad. Lumumba luchó contra el separatismo interno y la agresión armada de los colonialistas belgas.

En septiembre del mismo año fue cesado en el cargo como resultado de un complot apoyado por unas metrópolis, llevado a Katanga y asesinado en enero de 1961.

En 1966 Lumumba fue proclamado oficialmente héroe nacional de la República del Congo.

En 2002, una comisión especial del Parlamento de Bélgica, que investigó el asesinato de Lumumba, llegó a la conclusión de que sobre Bélgica recae la responsabilidad moral de su asesinato, puesto que los militares belgas estaban adiestrando a los separatistas del Congo.

Como resultado de esa investigación, el entonces primer ministro belga, Guy Verhofstadt, presentó excusas oficiales al Congo.

Según afirman familiares de Lumumba, Bélgica había asignado 250 millones de francos belgas (6 millones de euros) para financiar el plan secreto del asesinato del primer ministro congoleño y sus dos colaboradores más cercanos. (Sputnik)