Betelgeuse la estrella que podría estallar e iluminar la tierra

La disminución repentina en el brillo de la supergigante, notable a simple vista, ha provocado una oleada de especulaciones entre la comunidad astronómica.

929

La famosa supergigante roja Betelgeuse, ubicada en la constelación de Orión, a unos 600 años luz de la Tierra, es famosa por ser una de las más brillantes en el cielo nocturno.  En términos de tamaño, es enorme: comprada con nuestro Sol, es aproximadamente 1.400 veces más grande en diámetro y su volumen es más de 1.000 millones de veces mayor.

Y también es famosa por el hecho de que algún día explotará y se convertirá en una supernova, se hará visible durante el día y posiblemente eclipsará a la luna por la noche.

En las últimas semanas, Betelgeuse se ha atenuado significativamente. Esta actividad inusual de la estrella, notable a simple vista, ha provocado una oleada de especulaciones entre la comunidad astronómica, tanto de aficionados como de profesionales.

La luz de esta estrella tarda unos 600 años en alcanzarnos, lo que significa que estamos observando la estrella tal y como era hace 600 años. Si vemos que se detona en nuestro cielo a corto plazo, eso significaría que la estrella habría explotado durante la Edad Media y que la luz de la detonación acaba de llegar a la Tierra.

De suceder, implicaría un impresionante espectáculo de luces: de su rojo intenso pasaría a tener cuatro o cinco meses de azul penetrante, y luego tardaría hasta un año en desvanecerse en el espacio.

Betelgeuse se encuentra cerca en términos astronómicos, pero no tanto como para que la explosión afecte a la vida en la Tierra. Los astrónomos calculan que tendrían que pasar unos seis millones de años para que la onda expansiva y cualquier desecho frío y difuso alcancen nuestro sistema solar.

Con Información de RT y Meteored