Boric propone que Estado asuma reparación a víctimas de la dictadura de Pinochet

Este lunes, el partido Unión Demócrata Independiente emitió una declaración justificando y reivindicando el golpe de Estado como un hecho "inevitable", donde señaló que aquello respondió a un "quiebre de la democracia"

177
Este lunes se cumplen 50 años desde que el general Augusto Pinochet orquestó el bombardeo a La Moneda para derrocar al presidente Allende, tras lo cual inició una dictadura que se extendió durante 17 años

Santiago, 11 sep (Sputnik).- El presidente de Chile, Gabriel Boric, afirmó este lunes que el Estado debe asumir la responsabilidad por los crímenes cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), al encabezar un acto en conmemoración por los 50 años del golpe.

“Hoy tenemos la responsabilidad de afrontar lo sucedido en esos años con verdad, con justicia y con reparación, pues solo asumiendo las deudas del pasado y sanando realmente esas heridas, será posible una convivencia en armonía y la construcción de una sociedad que se proyecte humanamente hacia el futuro”, señaló.

En la ceremonia, que congregó a varios presidentes, líderes políticos, artistas e intelectuales del mundo, Boric afirmó que en su Gobierno se trabajará para corregir las faltas de la dictadura y principalmente para buscar a los ejecutados cuyo destino aún es desconocido.

“A la fecha de hoy aún desconocemos el paradero de 1.162 compatriotas, hombres, mujeres, adolescentes, niños y niñas, y es tiempo de subsanar esas ausencias, reparar el daño y proyectarnos más allá de nuestros dolores”, afirmó.

El mandatario se refirió a una controversia del fin de semana cuando decidió unirse a una marcha en apoyo a las familias de los detenidos desaparecidos, acto que terminó con desmanes y enfrentamientos con la policía.

“No me arrepiento un segundo de estar junto con mi Gobierno del lado de los que sufrieron; la unidad y la reconciliación no se consigue con neutralidad ni distancia, sino que poniéndose indiscutiblemente del lado de quienes fueron víctimas del horror; la reconciliación no pasa por pretender empatar las responsabilidades entre víctimas y victimarios, sino haciendo todo lo que esté a nuestro alcance por encontrar la verdad, justicia y prometer: nunca más”, añadió.

JUSTIFICACIÓN DEL GOLPE

Este lunes, el partido Unión Demócrata Independiente (derecha) emitió una declaración justificando y reivindicando el golpe de Estado como un hecho “inevitable”, donde señaló que aquello respondió a un “quiebre de la democracia” perpetrado por el expresidente Salvador Allende (1970-1973).

El presidente Boric condenó esos dichos y afirmó: “Algunos dicen que no había alternativas para el golpe, pero por supuesto que había y el día de mañana, cuando vivamos otra crisis, siempre habrá otra alternativa que implique más democracia y no menos”.

“Hoy llevamos en nuestros corazones a quienes, desde el primer día, fueron perseguidos por sus ideas, murieron, conocieron la cárcel, la tortura, la relegación y el exilio y por eso es importante afirmar que no es separable el golpe de Estado con lo que vino después, desde el momento del golpe se violaron los derechos humanos”, agregó.

Este lunes se cumplen 50 años desde que el general Augusto Pinochet orquestó el bombardeo a La Moneda para derrocar al presidente Allende, tras lo cual inició una dictadura que se extendió durante 17 años (1973-1990), donde se perpetraron múltiples violaciones a los derechos humanos con más de 3.200 ejecutados y más de 28.000 personas torturadas.

Al acto conmemorativo organizado por Boric acudieron varios líderes internacionales, entre ellos: el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, el uruguayo Luis Lacalle Pou, el mandatario colombiano Gustavo Petro y el boliviano Luis Arce.

Todos los partidos de derecha en Chile decidieron no participar del acto conmemorativo oficial. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR