Camilo Parada: “Tengo serias dudas del arrepentimiento real de los violadores de DD.HH”

Claudio Salazar Fuentes fue quien bajó a mi padre del auto que lo llevaba a su muerte en Quilicura, José Manuel Parada fue el último en ser asesinado, era la madrugada del 29 al 30 de marzo de 1985, el primero en ser degollado fue Manuel Guerrero, luego Santiago Nattino y al final mi padre

3746

Dialogamos con Camilo Parada, quien afirma que ya el estado tiene respuesta para aquellos reos que  sufren de enfermedades terminales o enajenación, puntualizando que es una burla para los familiares.

Camilo Parada

Si existiese un arrepentimiento verdadero debiese hacerse dentro de las normas jurídicas, es decir frente a los jueces, entregando las informaciones que no han querido entregar durante estos años que han estado presos en Punta Peuco, cuya situación no tiene relación con la de los presos comunes al ser una cárcel particular con privilegios que no poseen los presos comunes.

Actuación de la Iglesia

Sobre la actuación en particular de la iglesia católica, Parada puntualizo comprender en la lógica cristiana, no obstante no ser creyente, que este acto religioso le deja totalmente fuera, aunque comprende la actuación del Cura Puga quien también ha sido victima de los DD.HH. sin embargo no comparte sus términos.

Al recordar la muerte de su padre, relata que tenia 9 años y al conocer el secuestro ya tenia la conciencia de que no lo volvería a ver con vida, consecuencia de  ser nieto de Fernado Ortiz, detenido desaparecido en 1975 por ser miembro de la dirección del PC en la clandestinidad. También recuerda haber tenido mucha rabia con sus padres, por haber estado en la primera linea de la lucha contra la dictadura, recorriendo un camino, para darse cuenta lo que fue la actuación de aquellas personas, para después sentir un legitimo orgullo por aquellos que estuvieron al frente de la resistencia.

Entrevista Completa