Carabineros da baja a dos funcionarios acusados de disparar contra manifestantes

La autoridad explicó que las investigaciones preliminares determinaron que los funcionarios condujeron un vehículo que no portaba su placa patente correspondiente y, además, que manejaron bajo la influencia del alcohol, aunque aún está pendiente establecer si fueron los responsables de disparar.

452

Santiago, 28 abr (Sputinik).- Carabineros de Chile (policía militarizada) dio de baja este martes a dos funcionarios acusados de disparar contra un grupo de manifestantes, lo que causó heridas a 10 personas.

“Carabineros inició un procedimiento interno que derivó en la baja de la institución de los dos funcionarios”, informó en conferencia de prensa el subsecretario del Ministerio del Interior, Juan Francisco Galli.

La autoridad explicó que las investigaciones preliminares determinaron que los funcionarios condujeron un vehículo que no portaba su placa patente correspondiente y, además, que manejaron bajo la influencia del alcohol, aunque aún está pendiente establecer si fueron los responsables de disparar.

Ademas, Galli anunció que el Gobierno de Chile presentará una querella por homicidio frustrado contra los carabineros.

La noche del lunes, un grupo de 30 manifestantes fue atacado con armas de fuego desde un vehículo en movimiento, situación que fue advertida por personal de la comisaría del sector.

Carabineros alcanzó al vehículo y advirtió que en su interior había funcionarios de la misma institución, dando aviso a la Fiscalía para iniciar una investigación penal.

Ninguna persona falleció ni quedó en riesgo vital tras el ataque, y cuatro de los heridos ya fueron dados de alta.

La manifestación se originó en respuesta al aniversario número 93 que celebró Carabineros el lunes, horas después de otra protesta de 200 personas que se llevó a cabo durante la tarde de la misma jornada en el centro de la capital, donde unas 60 personas resultaron detenidas, acusadas de cometer desórdenes.

El rechazo a esa institución aumentó con las acusaciones de violaciones a los derechos humanos cometidas en la represión de las protestas populares del año pasado contra el Gobierno de Sebastián Piñera. (Sputnik)