Condenan a 10 exuniformados por emblemático homicidio en dictadura

El crimen se originó el 2 de julio de 1986 cuando un grupo que protestaba contra la dictadura fue interceptado por los militares, quienes detuvieron a Quintana, una joven estudiante, y a De Negri, un fotógrafo que se encontraba reporteando para una agencia internacional.

95

Santiago, 21 mar (Sputnik).- La justicia chilena dictó condena este lunes contra 10 miembros del Ejército en retiro por su participación en el emblemático “Caso Quemados”, un crimen perpetrado en 1986 contra jóvenes opositores de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“La Corte de Santiago condenó a 10 miembros del Ejército en retiro por homicidio consumado de Rodrigo Rojas y homicidio frustrado de Carmen Gloria Quintana”, informó el Poder Judicial a través de un comunicado.

El tribunal condenó a Julio Castañer, Iván Figueroa, Nelson Medina y Pedro Fernández a 20 años de presidio en calidad de autores del crimen, mientras que Leonardo Riquelme, Walter Lara, Juan Ramón González y Pedro Franco fueron sentenciados a 10 años por su responsabilidad como cómplices.

Además, Francisco Vásquez y René Muñoz deberán cumplir tres años de presidio en calidad de encubridores del homicidio, y 541 días por encubrir el homicidio frustrado.

El crimen se originó el 2 de julio de 1986 cuando un grupo que protestaba contra la dictadura fue interceptado por los militares, quienes detuvieron a Carmen Gloria Quintana, una joven estudiante, y a Rodrigo Rojas De Negri, un fotógrafo que se encontraba reporteando para una agencia internacional.

Los uniformados golpearon a ambos, los rociaron con parafina, les prendieron fuego y los lanzaron a una zanja de regadío para dejarlos morir.

Tras recuperar la conciencia, los dos lograron llegar hasta un centro asistencial para ser atendidos, De Negri falleció a los cuatro días y Quintana sobrevivió, pero con más del 60 por ciento de su cuerpo calcinado.

El caso causó impacto nacional e internacional debido a la crueldad del actuar militar y en la actualidad es considerado uno de crímenes emblemáticos de la dictadura de Pinochet. (Sputnik)