Cuatro muertos en desplome de plaza de toro en Colombia

Las autoridades del departamento del Tolima (centro) confirmaron este domingo cuatro muertos en el desplome de la plazoleta de toros del El Espinal, durante las tradicionales corralejas de ese municipio.

64
Según la Defensa Civil, entidad estatal de rescate, hay 500 heridos entre ellos mujeres, niños y adultos mayores.

Bogotá, 27 jun (Sputnik).- Las autoridades del departamento del Tolima (centro) confirmaron este domingo cuatro muertos en el desplome de la plazoleta de toros del El Espinal, durante las tradicionales corralejas de ese municipio.
“En este momento tenemos confirmadas cuatro víctimas (mortales), dos mujeres, un hombre adulto y un menor de edad, además de unas 30 personas gravemente heridas. Por supuesto, activamos todos los hospitales y las ambulancias con las que podemos trabajar”, confirmó el gobernador del Tolima, Ricardo Orozco, en Blu Radio.

Según la Defensa Civil, entidad estatal de rescate, hay 500 heridos entre ellos mujeres, niños y adultos mayores.

Por su parte el alcalde de El Espinal, Juan Carlos Tamayo, confirmó la tragedia en un comunicado en el que pidió a los lugareños que evacuaran la zona para permitir a los organismos de rescate trabajar en la zona.

“Quiero pedir a todos los ciudadanos que se encuentren en la zona que por favor evacúen, las autoridades ya están atendiendo la emergencia y los heridos han sido trasladados a los hospitales. Por favor, evacuemos, juntos ayudemos a los servicios de emergencia para que puedan hacer su trabajo”, dijo.

El presidente colombiano Iván Duque lamentó la tragedia y pidió que se haga una investigación por lo sucedido.

“Sentimos la terrible tragedia registrada en El Espinal, Tolima, durante las fiestas de San Pedro y San Juan, por desplome de palcos en una corraleja. Pediremos una investigación de los hechos; pronta recuperación a los heridos y solidaridad con las familias de las víctimas”, escribió en su cuenta de Twitter.

Las corralejas son eventos de toros populares que se llevan a cabo en casi todo el territorio nacional –tradicionalmente en fiestas religiosas– donde se lidia al animal en un redondel de arena, que en la mayoría de casos no cumple con ningún protocolo de seguridad. (Sputnik)