Datos biográficos de Joseph Ratzinger, papa emérito Benedicto XVI

El cardenal Joseph Aloisius Ratzinger, papa Benedicto XVI, falleció este sábado a los 95 años de edad en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano.

258
El cardenal Joseph Aloisius Ratzinger, papa Benedicto XVI, falleció este sábado a los 95 años de edad en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano.

Moscú, 31 dic (Sputnik).- El cardenal Joseph Aloisius Ratzinger, papa Benedicto XVI, falleció este sábado a los 95 años de edad en el monasterio Mater Ecclesiae del Vaticano.

El papa emérito nació en el municipio de Marktl am Inn, en el sureste de Alemania, el 16 de abril de 1927 y fue bautizado ese mismo día.

Su padre, comisario de la gendarmería, provenía de una antigua familia de agricultores de la Baja Baviera, y su madre era hija de artesanos de Alta Baviera y antes de casarse trabajó de cocinera en hoteles.

Pasó su infancia y adolescencia en Traunstein, una pequeña localidad alemana fronteriza con Austria, y la educación de su familia contribuyó mucho para que descubriera la verdad de la fe en Cristo a pesar de una dura experiencia que afrontó en los años del régimen nazi que mantenía un clima de fuerte hostilidad contra la Iglesia católica.

En 1943, fue enrolado en los servicios auxiliares antiaéreos, y desde 1944, servía en el Ejército, aunque no participó en acciones bélicas.

En el último año de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Ratzinger desertó al acercarse a las tropas de los Aliados (Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Soviética), sin embargo, pasó varias semanas en un campamento estadounidense de prisioneros de guerra.

De 1946 a 1951 estudió filosofía y teología en la Escuela Superior de Filosofía y Teología de Freising y en la Universidad de Múnich.

Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1951, y un año después, inició su actividad de profesor en la Escuela Superior de Freising.

En 1953, se doctoró en teología con la tesis “Pueblo y casa de Dios en la doctrina de la Iglesia de San Agustín” en la Universidad de Múnich, y en 1957, obtuvo la habilitación para la enseñanza con una disertación sobre “La teología de la historia de San Buenaventura”.

En el mismo 1957, ocupó el cargo de profesor de teología fundamental en la Universidad de Múnich y en la Escuela Superior de Filosofía y Teología de Freising, luego prosiguió su actividad de enseñanza en Bonn, de 1959 a 1963; en Munster, de 1963 a 1966; en Tubinga, de 1966 a 1969; y en Ratisbona, donde se desempeñó también como vicepresidente de la universidad local.

De 1962 a 1965, acudió como consultor teológico del cardenal Joseph Frings, arzobispo de Colonia, durante el Concilio Vaticano II.

En 1972, junto con Hans Urs von Balthasar, Henri de Lubac y otros grandes teólogos inició la revista de teología Communio.

También fue autor de numerosas publicaciones destacadas como “Introducción al Cristianismo” (1968), “Dogma y revelación” (1973) y otras.

El 25 de marzo de 1977, el papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Múnich y Freising, el 28 de mayo recibió la consagración episcopal, y el 27 de junio de ese mismo año, Pablo VI lo ordenó cardenal.

En agosto de 1978, participó en el Cónclave que eligió al papa Juan Pablo I que falleció de manera repentina de un paro cardíaco solo 33 días después de su elección, y en el mes de octubre de ese mismo año, en el Cónclave que eligió a Juan Pablo II.

Fue nombrado prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional el 25 de noviembre de 1981.

Tres meses más tarde, Ratzinger renunció al gobierno pastoral de la archidiócesis de Múnich y Freising y se trasladó al Vaticano.

El 5 de abril de 1993, el cardenal recibió el título de obispo de la sede suburbicaria de Velletri-Segni, sufragánea de la diócesis de Roma.

En 1998, Ratzinger fue elegido como vicedecano del Colegio cardenalicio, y en 2002, como su decano; con dicho cargo le fue asignada la sede suburbicaria de Ostia.

Después de la muerte de Juan Pablo II, fue proclamado el 265 papa de la Iglesia católica el 19 de abril de 2005, y tomó el nombre de Benedicto XVI.

Benedicto, que tenía entonces 78 años, fue el pontífice con más edad elegido desde el papa Clemente XII (1730-1740).

Durante su papado, Benedicto XVI, que hablaba al menos seis idiomas (alemán, italiano, francés, latín, inglés y español) y leía en griego antiguo y hebreo, visitó una veintena de países y continuó el diálogo de su predecesor con el judaísmo, el islam y con otras iglesias cristianas.

Declaraba como su objetivo la revitalización de la Iglesia católica en Europa.

Restauró la práctica tradicional de las elecciones papales, según la cual el nombramiento de un nuevo pontífice exige la mayoría de dos tercios de votos de los cardenales del cónclave.

Entre otras decisiones importantes, en 2009 Benedicto XVI aprobó una constitución apostólica que permitía a los clérigos y laicos anglicanos unirse a la Iglesia católica romana, manteniendo algunas tradiciones anglicanas.

El 11 de febrero de 2013, durante el consistorio de canonización de los mártires de Otranto, el papa Benedicto XVI anunció su renuncia al cargo, alegando su edad avanzada, que se hizo efectiva el día 28 de ese mes.

Fue la primera renuncia de un pontífice de su cargo por voluntad propia desde la de Celestino V en 1294.

Mientras la sede estaba vacante, Benedicto XVI residió en la residencia papal de Castel Gandolfo, cerca de Roma, pero en mayo de 2013, se trasladó al Monasterio Mater Ecclesiae, en el Vaticano.

Desde su renuncia, mantiene su nombre papal y también ostenta el título de papa emérito. (Sputnik)