El brujo de Licantén: “Si hubiese estado enamorado, no la entrego”

Fue condenado a 14 años de presidio tras secuestrar y abusar sexualmente de una niña que permaneció más de una semana raptada.

118

El brujo de Licanten” fue el impactante cuarto capítulo de la nueva temporada de Mea Culpa, en el cual se expuso el caso de José Navarro Labbé, quien fue condenado a 14 años de presidio tras secuestrar y abusar sexualmente de una niña que permaneció más de una semana raptada.

Los hechos ocurrieron luego que el condenado fuera en “busca de un tesoro” junto a la niña y el abuelo de esta; sin embargo, al comenzar a desenterrar el supuesto botín, Navarro lo golpeó en la cabeza con una pala para dejarlo inconsciente, y llevarse a la niña con él.

De acuerdo a los antecedentes, Carlos Pinto le consultó sobre los hechos que acontecieron ese día: “La has llevado de rehén y la has tenido 7 días contigo, ¿por qué?, ¿qué hiciste con ella?”, le inquirió. “Si hubiese sido secuestro, te digo, no la devuelvo”, contestó.

No es secuestro

Sobre la misma, el condenado negó haber mantenido a la menor de edad en contra de su voluntad: “No es secuestro, intentamos librarnos para que no nos mataran a ambos”.

Cabe señalar que Navarro sostiene la tesis de que se llevó a la niña para protegerla; No obstante, Carlos Pinto cuestionó su argumento: “Yo creo que tú la mirabas con otros ojos. Se me ocurre pensar que incluso estabas enamorado de ella”.

“No, como te dije al principio, de haberle hecho algo, no se las regreso. Hubiesen tenido que mover todas las policías de este país para recién bajarme de ese cerro. Si hay alguien que conoce ese sector, soy yo. Pero no, no me interesa. Así que no me vengas con esas de que estaba enamorado, porque si hubiese estado enamorado, no la entrego“, declaró el entrevistado.

El ataque contra sus hermanas: “Intenté abusar de ellas, que es diferente a violarlas “

Al ser consultado sobre las violaciones cometidas en contra de sus hermanas, manifestó no haberlas concretado: “No confundas, no hablé en ningún momento de violarlas. Yo intenté abusar de ellas, que es diferente a violarlas, para que entendamos los conceptos”.

De acuerdo a lo señalado por el agresor, en el pasado fue víctima de abuso por parte de un tío, lo que lo motivó a descargar su dolor con sus hermanas.

“Cuando tenía 9 años hubo un familiar que me violó (…) y yo en represalia, como le conté a mis padres, a mis profesores, pedí ayuda en carabineros, y no me quisieron escuchar, traté de hacer daño en mi misma familia“, explicó.

En relación a su  arrepentido

Por otro lado, Navarro se refirió a sus creencias religiosas, indicando que “busco una verdad para destruir la creencia del ser humano”, ya que “mi Dios dice que todo lo es lícito”.

En vista de lo anterior, Carlos Pinto preguntó sobre qué dijo su Dios por lo que había hecho con aquella niña. “Me dio la razón al salvar a esa niña. Le devolví el favor que me prestaron algún día, porque en mi mano no iba a recaer sangre inocente. La vida me enseñó a golpes, pero me enseñó. Eso fue la única diferencia”.

Por último, el comunicador indagó sobre el posible arrepentimiento de José Navarro, quien admitió no sentir remordimiento alguno: “No, de este caso yo no me voy a arrepentir de nada”.