Estudio revela que adquirir vivienda en Chile es “severamente no alcanzable”

El informe también sostiene que el aumento del PIR ha llevado a muchas familias a optar por arrendar un inmueble, en vez de comprarlo. Por eso, la cantidad de arrendatarios aumentó de un 19% a un 24%, entre 2009 y 2017.

461
Gentileza Agencia UNO

Un estudio realizado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), en el cual se midió el índice de acceso a la vivienda (“PIR” en su iniciales en inglés), se establece que para un ciudadano promedio, adquirir una vivienda es “severamente no alcanzable” en nuestro país.

Para la investigación se usaron datos como el ingreso autónomo de hogares reportado en la encuesta Casen (ingreso promedio para los hogares de $913 mil mensuales), además de datos del Banco Central.

Con eso, Chile posee un PIR de 7,8, posicionándolo como uno de los más altos del mundo, superior incluso a países como Nueva Zelandia (6,5), Reino Unido (4,8) o Estados Unidos (3,5).

El objetivo de este índice es estimar la cantidad de años que necesita un hogar de ingreso promedio para financiar totalmente una vivienda de precio promedio (3.089 UF). Por ejemplo, si el índice es “4”, significa que un hogar de ingreso promedio necesita destinar durante 4 años todos sus ingresos para adquirir una vivienda. En caso de no poder destinar todo el ingreso a ese fin, le significaría solicitar un crédito hipotecario que tenga una duración de entre 30 y 45 años para conseguir el inmueble.

En la actualidad, las ciudades del país con mayor índice son Temuco (8,8), Concepción (7,7), Santiago (7,4), La Serena (7,3) y Valparaíso (7,1).

El informe también sostiene que el aumento del PIR ha llevado a muchas familias a optar por arrendar un inmueble, en vez de comprarlo. Por eso, la cantidad de arrendatarios aumentó de un 19% a un 24%, entre 2009 y 2017.