Ex prisioneros y delegados de 30 países se reunirán en lo que fue el campo de Auschwitz

En 1947 en el lugar del otrora campo de concentración nazi se fundó un conjunto conmemorativo, en 1979 la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad como uno de los símbolos principales del Holocausto

1168

Varsovia, 14 ene (Sputnik).- Más de 200 exprisioneros de los campos de concentración nazis y exrecluidos en ghettos, así como delegaciones de más de 30 países, llegarán a la ciudad polaca de Oswiecim para conmemorar el 75 aniversario de la liberación del campo Auschwitz-Birkenau, informó este martes el homónimo.

“Más de 200 exprisioneros de Auschwitz-Birkenau y víctimas del Holocausto supervivientes llegarán a este lugar el 27 de enero de 2020 para conmemorar el 75 aniversario de su liberación”, comunicó.

Los ex prisioneros arribarán tanto de Polonia como de EEUU, Canadá, Israel, Australia y varios países de Europa.

Delegaciones de más de 30 países confirmaron su participación.

Entre otros invitados asistirán los presidentes de Austria (Alexander Van der Bellen), Finlandia (Sauli Niinistö); Israel (Reuven Rivlin), Letonia (Egils Levits), Malta (George Vella), Alemania (Frank-Walter Steinmeier), Polonia (Andrzej Duda), Eslovenia (Borut Pahor), Suiza (Simonetta Sommaruga) y y los reyes de España (Felipe VI) y de Países Bajos (Willem-Alexander)

También los primeros ministros de la República Checa (Andrej Babis), Grecia (Kyriakos Mitsotakis), Liechtenstein (Adrian Hasler), Serbia (Ana Brnabic), Hungría (Viktor Orbán), en tanto Rusia estará representada por su embajador en Polonia, Serguéi Andréev.

Auschwitz-Birkenau, por ser el campo de exterminio que tuvo el mayor número de recluidos y existió más tiempo que otros, se convirtió en uno de los símbolos principales del holocausto. De 1941 a 1945 murieron allí unos 1,4 millones de personas, incluidos 1,1 millones de judíos.

En 1947 en el lugar del otrora campo de concentración nazi se fundó un conjunto conmemorativo, en 1979 la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad como uno de los símbolos principales del Holocausto