Feministas vuelven a protestar en México por violencia contra mujeres y asesinato de niña

"Justicia", "Ni una menos", "No más simulación", "Nos están matando", pintaron las manifestantes que portaban pañuelos verdes en el rostro.

365

Ciudad de México, 18 feb (Sputnik).- Casi medio centenar de jóvenes feministas realizaron este martes una protesta frente al Palacio Nacional, sede del Ejecutivo, por el asesinato de una niña de siete años, la creciente inseguridad pública y la violencia contra las mujeres, mientras el presidente ofrecía su rueda de prensa.

“Si queremos combatir el problema de la violencia contra las mujeres y la niñas son necesarias políticas públicas efectivas con perspectiva de género”, dice la demanda de la organización Dignas Hijas, difundida en un comunicado en la protesta.

El crimen de la niña fue confirmado el domingo pasado, con el hallazgo del cuerpo de la menor con señales de tortura y abuso sexual.

“Justicia”, “Ni una menos”, “No más simulación”, “Nos están matando”, pintaron las manifestantes que portaban pañuelos verdes en el rostro.

Las jóvenes pintaron sus consignas con tinta verde, color del movimiento feminista, en la fachada del edificio histórico, a pesar de que el mandatario pidió el viernes pasado que no lo hicieran, después de otra manifestación de mujeres ante el Palacio Nacional en el Zócalo, principal plaza de la capital.

El Gobierno de la ciudad, que encabeza Claudia Sheinbaum, correligionaria del mandatario federal, ordenó el despliegue de mujeres policías, sin que hasta el momento ocurrieran más incidentes.

La fiscalía ofrece unos 10.500 dólares por información sobre una mujer, que según cámaras de video, se llevó el 11 de febrero pasado a la niña Fátima, de siete años, de la puerta de una escuela pública primaria del sur de la capital, aprovechando que la madre llegó con 20 minutos de retraso.

Las protestas del viernes fueron convocadas por el feminicidio de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años que fue asesinada por su pareja, con quien vivía hace cinco años y contra quien ella había presentado denuncia de violencia el año pasado. (Sputnik)