Gabriel Boric, el presidente más joven que asume el mando de Chile

Prometió terminar con el sistema privado de pensiones y crear una nueva institucionalidad a cargo del Estado

93
Fotografoencampana, CC BY-SA 4.0 , via Wikimedia Commons

Santiago, 10 mar (Sputnik).- Con solo 36 años el diputado del Frente Amplio de Chile (izquierda) Gabriel Boric, recibirá este viernes la banda presidencial de manos del mandatario saliente, Sebastián Piñera, y se convertirá oficialmente en el presidente más joven de la historia del país.

Además, tiene un segundo récord. El 19 de diciembre de 2021, con 4,6 millones votos Boric logró derrotar al candidato del Partido Republicano (ultraderecha) José Antonio Kast y se adjudicó el título del presidente chileno más votado de todos los tiempos.

Para los que siguieron de cerca su carrera política pueden dar fe de que estos logros no son nuevos, sino que forman parte de su personalidad de líder innato, ya que durante toda su vida ocupó cargos de dirigente, tanto en el colegio como en la universidad.

El antecedente más fidedigno sobre esa característica la reveló el animador Mario Kreutzberger (más conocido como Don Francisco), que durante una entrevista con Boric mostró una carta que la familia del presidente conservaba desde que él tenía nueve años.

La misiva la escribió un pequeño Gabriel en el marco de su postulación al cargo de presidente de curso de su natal Punta Arenas, ciudad ubicada en el extremo sur del planeta.

“Yo salí presidente en primero básico, pero en ese tiempo no sabía lo que era ser presidente, por eso fui un mal presidente. Ahora estoy preparado y les prometo ser un buen presidente. Y por favor, si quieren votar por mí, piénsenlo.

Si votan por mí solo porque soy su amigo y les da lo mismo quién salga presidente, no voten por mí”, leyó Don Francisco, explicando que efectivamente, Boric consiguió ganar esa elección.

En 1999, Boric fundó la Federación de Estudiantes Secundarios de Punta Arenas. A los 18 años se radicó en Santiago para estudiar derecho en la Universidad de Chile y en 2009 fue electo presidente del centro de estudiantes de esa facultad.

En 2011 dio el gran salto al ganar las elecciones como presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y desde esa plataforma encabezó la movilización estudiantil más importante de los últimos años, luchando por una educación gratuita, pública y de calidad.

Con una popularidad ya consolidada, Boric ganó las elecciones parlamentarias de 2013 y se convirtió en diputado junto a otros líderes universitarios como Camila Vallejo y Giorgio Jackson, quienes lo acompañarán en su Gobierno como ministra vocera y ministro Secretario General de la Presidencia, respectivamente.

PROGRAMA DE GOBIERNO

Durante la primera parte de su campaña presidencial, Boric construyó un relato en base al concepto de “dignidad”, utilizando como un activo la épica que nació en octubre de 2019 con las protestas del estallido social. Pero con el paso de las semanas su candidatura optó por moderar y concretizar sus propuestas.

Boric propuso aumentar el sueldo mínimo de 337.000 pesos mensuales (408 dólares) a 500.000 (606 dólares). Prometió terminar con el sistema privado de pensiones y crear una nueva institucionalidad a cargo del Estado y establecer una pensión mínima mensual de 250.000 pesos (303 dólares) para todos los jubilados del país.

Además, el candidato dijo que buscará condonar el Crédito con Aval del Estado (CAE), el sistema de préstamo instaurado en 2006 que la mayoría de los estudiantes universitarios de bajos recursos utilizan para pagar sus carreras y que ya tiene endeudado a más de 1,2 millones de personas, algunas de las cuales ni siquiera pudieron terminar sus carreras.

Su programa de Gobierno plantea también reducir las horas máximas de jornada laboral semanales permitidas de 45 a 40 e instaurar un impuesto especial a los superricos, que se calculará según el patrimonio de las personas.

DESDE DICIEMBRE A MARZO

Entre su histórica elección hasta la ceremonia del cambio de mando de este viernes, Boric protagonizó una serie de hitos que llamaron la atención de los medios y la ciudadanía.

El presidente decidió nombrar a la doctora Izkia Siches, expresidenta del Colegio Médico y una de sus principales asesoras, como la primera ministra del Interior de la historia de Chile. Algo similar sucedió con la teniente coronel de Carabineros (policía militarizada) Cecilia Navarro, a quien nominó como la primera edecana presidencial.

Reconocida de manera transversal fue su decisión de conformar el primer gabinete ministerial con más mujeres que hombres, algo nunca antes visto en el país.

Tampoco quedó fuera de la discusión su decisión de irse a vivir al Barrio Yungay mientras gobierne el país. Este barrio está ubicado en el centro urbano de Santiago donde viven, trabajan y transitan millones de personas a diario, a diferencia de todos los últimos presidentes del país quienes han optado por vivir en los barrios del sector oriente de la capital, donde se encuentra la zona acomodada.

La ceremonia de cambio de mando comenzará a las 12:00 horas (15:00 GMT) de este viernes en Valparaíso.

Se desplegarán 1.721 carabineros en esa ciudad y otros 4.131 en Santiago.

Asistirán líderes de la región y de todo el mundo, entre los que destacan la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff (2011-2016), el parlamentario del Partido Laborista del Reino Unido Jeremy Corbyn, el rey Felipe VI de España y los presidentes de gran parte de los países latinoamericanos.