Gobierno busca resolver “side letters” al TPP11 antes de su ratificación

La ministra recordó que el presidente, Gabriel Boric, quien votó en contra de la iniciativa cuando era diputado, tiene las facultades de "tomarse el tiempo que corresponda para hacer la promulgación respectiva".

239
La ministra recordó que el presidente, Gabriel Boric, quien votó en contra de la iniciativa cuando era diputado, tiene las facultades de "tomarse el tiempo que corresponda para hacer la promulgación respectiva".

Santiago, 12 oct (Sputnik).- La ministra de Relaciones Exteriores chilena, Antonia Urrejola, adelantó a la prensa el martes que el Ejecutivo ratificará el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11), sancionado el martes por el Congreso, una vez que resuelva los acuerdos complementarios conocidos como “side letters”, en particular los que tienen que ver con los mecanismos de resolución de conflictos.

“La posición nuestra es continuar trabajando con los side letters y después de eso se hará la promulgación y el depósito”, dijo Urrejola a periodistas, luego de aclarar: “somos críticos de los mecanismos de resolución de controversias actuales y queremos ser parte de este debate internacional que es precisamente una mirada de futuro”.

La ministra recordó que el presidente, Gabriel Boric, quien votó en contra de la iniciativa cuando era diputado, tiene las facultades de “tomarse el tiempo que corresponda para hacer la promulgación respectiva”.

“Chile se demoró dos años entre la aprobación y la promulgación para el acuerdo con la Unión Europea, también dos años con respecto a la Alianza del Pacífico y lo mismo con el protocolo de El Salvador”, recordó.

Consultada sobre cuánto tiempo puede tomar en esta ocasión, aclaró que eso dependerá de las relaciones bilaterales.

“Como son side letters, son relaciones bilaterales; eso tiene que ser parte de una discusión entre los diferentes países a los cuales estamos solicitando, por lo tanto, eso depende, varía en cada país, pero esperamos que sea dentro de este trimestre”, había expresado el pasado mes de septiembre el Subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada.

Los side letters son acuerdos complementarios que forman parte del contrato principal y que avala modificaciones.

Así, si dos o más partes del tratado logran un consenso, se pueden acordar normas que no contemple el contrato principal, o bien presentarse cambios en el documento.

Chile ya envió side letters al resto de los países que integran el acuerdo: Australia, Brunéi, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Entre esos acuerdos se destaca la intención de eliminar los tribunales resolutivos de conflictos entre inversionistas extranjeros y el Estado.

De esta forma, de generarse políticas públicas que afecten las ganancias de un privado, este puede demandar al Ejecutivo para una posible remuneración.

Ese es uno de los objetivos del Gobierno chileno, dado que el TPP-11 abarca materias de comercio exterior, medio ambiente, medidas sanitarias, leyes laborales y propiedad intelectual, entre otros.

A fines de septiembre, el congreso chileno retomó el debate para ratificar el TPP11, luego de tres años que el proyecto no registró avances legislativos importantes y el martes fue aprobado por el Senado. (Sputnik)