Gobierno oficializará el TPP-11 este año más allá de acuerdos complementarios

El TPP11 fue aprobado en el Senado el 12 de octubre tras haber recibido el visto bueno en la Cámara de Diputados y ahora resta que el presidente Gabriel Boric lo promulgue y haga el depósito final.

241
"Basta, este huevón hace lo que quiere cuando tiene ganas ¿y la explicación es que está loco?", se escuchó decir a Urrejola en la grabación, mientras discutía cómo había que abordar la situación con Argentina.

Santiago, 24 oct (Sputnik).- La ministra de Relaciones Exteriores chilena, Antonia Urrejola, confirmó este lunes que el Ejecutivo ratificará antes de fin de año el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP11), sancionado este mes por el Congreso, independientemente de los resultados de las negociaciones de los acuerdos complementarios conocidos como “side letters”.

“Estamos haciendo toda la urgencia para conseguir las side letters con los países signatarios del TPP, pero nos hemos puesto un plazo para aquello que es fin de año”, dijo la secretaria de Estado.

Consultada respecto a qué ocurrirá si las “side letters” no están listas antes de ese plazo, aseguró que “a fin de año se depositará el Tratado TPP-11 exista o no cartas bilaterales”.

El TPP11 fue aprobado en el Senado el 12 de octubre tras haber recibido el visto bueno en la Cámara de Diputados y ahora resta que el presidente Gabriel Boric lo promulgue y haga el depósito final.

La semana pasada Boric aseguró a empresarios agrícolas que la voluntad de su Gobierno “es que este acuerdo esté ratificado este año”.

Los “side letters” son acuerdos complementarios que forman parte del contrato principal y que avala modificaciones.

Si dos o más partes del tratado logran un consenso se pueden acordar normas que no contemplen el contrato principal, o bien presentarse cambios en el documento.

Chile ya envió “side letters” al resto de los países que integran el acuerdo: Australia, Brunéi, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Entre esos acuerdos se destaca la intención de eliminar los tribunales resolutivos de conflictos entre inversionistas extranjeros y el Estado.

De esta forma, de generarse políticas públicas que afecten las ganancias de un privado, este puede demandar al Ejecutivo para una posible remuneración.

El TPP-11 abarca materias de comercio exterior, medio ambiente, medidas sanitarias, leyes laborales y propiedad intelectual, entre otros. (Sputnik)