Hamás amenaza con matar a un rehén por cada ataque israelí a objetivos civiles en Gaza

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí Lior Haiat anunció que Israel actualmente no está negociando con nadie la liberación de los rehenes retenidos por Hamás en la Franja de Gaza.

336
Imagen de hosny salah en Pixabay

Gaza, 9 oct (Sputnik).- El movimiento islamista Hamás ejecutará a un rehén por cada ataque de Israel contra edificios residenciales en la Franja de Gaza sin previo aviso, declaró el portavoz de las brigadas de Ezzeldin Al Qassam (brazo militar de la organización palestina) Abu Obaida.

“Cada ataque contra los civiles y sus hogares sin previo aviso será respondido, lamentablemente, con la ejecución de uno de los rehenes civiles de nuestro enemigo, y retransmitiremos la ejecución en formato de audio y vídeo”, dijo Obaida en un vídeo retransmitido por el canal Al Jazeera TV.

Según una alta fuente del Gobierno israelí, citada por el periódico The Times of Israel, el país seguirá bombardeando objetivo en la Franja de Gaza y solo si tiene información precisa de dónde están los cautivos se abstendrá de atacar ese lugar en particular.

La fuente gubernamental indicó que si Israel carece de tales datos, todos los objetivos de Hamás serán atacados por igual, pese al riesgo de dañar a sus compatriotas capturados.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí Lior Haiat anunció que Israel actualmente no está negociando con nadie la liberación de los rehenes retenidos por Hamás en la Franja de Gaza.

“Ahora no es el momento para tales negociaciones, ya que hay una guerra y todos los esfuerzos están dirigidos a proteger las fronteras y a los ciudadanos del país”, declaró Haiat en una rueda de prensa para periodistas extranjeros.

La Cancillería afirmó que el número total de rehenes supera el centenar y entre los cautivos hay israelíes, extranjeros y personas con doble ciudadanía.

El pasado 7 de octubre por la mañana, el movimiento palestino Hamás lanzó miles de misiles desde la Franja de Gaza en un ataque sin precedentes y decenas de palestinos armados se infiltraron en las zonas fronterizas del sur de Israel, por lo que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, declaró que el país “está en guerra”.

En respuesta al ataque sorpresa de Hamás, las Fuerzas de Defensa israelíes (FDI) pusieron en marcha la operación ‘Espadas de Hierro’ y en las primeras cuatro oleadas de ataques aéreos, lanzaron unas 2.000 municiones y más de 1.000 toneladas de bombas sobre Gaza.

Según los últimos datos disponibles, la escalada de violencia ha causado unos 900 muertos y más de 2.400 heridos en Israel, a los que se suman 687 muertos y 3.726 heridos en Gaza, así como más de 100 personas, tanto militares como civiles, fueron secuestradas durante el ataque y están cautivas en el enclave palestino.

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, llamó la atención sobre la necesidad de “no solo detener urgentemente los combates”, sino también “prestar atención especial a las causas, por las cuales el problema palestino no logra encontrar su solución durante muchas décadas”

El canciller ruso recordó que hay decisiones claras del Consejo de Seguridad de la ONU para resolver el conflicto palestino-israelí como los acuerdos entre ambas partes, así como la Iniciativa de Paz Árabe. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR