Israel llama a Colombia y Chile a condenar al movimiento palestino Hamás

Israel hace un llamamiento a Colombia y Chile a condenar de forma explícita a la organización terrorista Hamás que masacró y secuestró niños, mujeres, ancianos y bebés", publicó Haiat en la red social X

323
Imagen de DEZALB en Pixabay

Moscú, 1 nov (Sputnik).- El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, Lior Haiat, llamó a Colombia y Chile a condenar las acciones del movimiento palestino Hamás a la luz de la escalada del conflicto palestino-israelí.

“Israel hace un llamamiento a Colombia y Chile a condenar de forma explícita a la organización terrorista Hamás que masacró y secuestró niños, mujeres, ancianos y bebés”, publicó Haiat en la red social X.

Según el portavoz, Israel espera que ambos países “apoyen el derecho de un país democrático a proteger a sus ciudadanos y exijan la liberación inmediata de todos los secuestrados”.

También, Haiat advirtió a Colombia y Chile de que no se alineen “con Venezuela e Irán, en apoyo al terrorismo del Hamás”.

El martes, el presidente colombiano, Gustavo Petro, llamó a consultas a la embajadora de este país en Israel y remarcó que “si Israel no detiene la masacre del pueblo palestino no podemos estar allá”.

Ese mismo día, el mandatario chileno, Gabriel Boric, anunció una medida similar “ante las inaceptables violaciones del Derecho Internacional Humanitario en que ha incurrido Israel en la franja de Gaza”.

En 1947, la Organización de las Naciones Unidas, con la participación activa de la Unión Soviética, dispuso crear dos Estados: Israel y Palestina, pero solo se creó el primero, el cual, aunque declara que acepta el principio de los dos Estados, no ha liberado definitivamente los territorios palestinos.

El 7 de octubre, Hamás lanzó miles de cohetes desde la Franja de Gaza en un ataque sin precedentes y realizó una incursión armada en las zonas fronterizas del sur de Israel, por lo que el primer ministro del Estado judío, Benjamín Netanyahu, declaró que el país “está en guerra”.

En respuesta, el Ejército israelí movilizó a 300.000 reservistas, lanzó varias oleadas de ataques aéreos y el 28 de octubre Netanyahu anunció que las tropas israelíes atravesaron las puertas de Gaza y procedieron a la segunda fase de la guerra para destruir la infraestructura de Hamás y recuperar a los rehenes.

Las hostilidades causaron hasta la fecha más de 1.400 muertos y casi 5.500 heridos en Israel y más de 8.500 muertos y unos 21.500 heridos en la Franja de Gaza, según los últimos datos disponibles

Numerosos países llamaron a Israel y Hamás a detener las hostilidades y negociar un alto el fuego. También se multiplican las voces a favor de una solución de dos Estados como única vía posible para lograr una paz duradera en la región. (Sputnik)