Palestina saluda decisión de Colombia y Chile de retirar a sus embajadores en Israel

"El Ministerio de Exteriores (de Palestina) saluda la posición de Colombia y Chile que rechazan el genocidio de nuestro pueblo en (la Franja de) Gaza", señaló la institución en un mensaje publicado en las redes sociales.

303
Imagen de hosny salah en Pixabay

Moscú, 1 nov (Sputnik).- El Gobierno palestino aplaudió la decisión de Colombia y de Chile de llamar a consultas a sus embajadores en Israel con el aumento de las víctimas civiles por los bombardeos a Gaza como telón de fondo.

“El Ministerio de Exteriores (de Palestina) saluda la posición de Colombia y Chile que rechazan el genocidio de nuestro pueblo en (la Franja de) Gaza”, señaló la institución en un mensaje publicado en las redes sociales.

El martes, el presidente de Colombia, Gustavo Petro, llamó a consultas a la embajadora de este país en Israel y remarcó que “si Israel no detiene la masacre del pueblo palestino no podemos estar allá”.

Ese mismo día, el mandatario chileno, Gabriel Boric, anunció una medida similar “ante las inaceptables violaciones del Derecho Internacional Humanitario en que ha incurrido Israel en la franja de Gaza”.

Bolivia fue más allá y rompió relaciones diplomáticas con Israel “en repudio y condena a la agresiva y desproporcionada ofensiva militar israelí que se realiza en la Franja de Gaza”.

Todo ocurrió después de que las tropas israelíes bombardearan el martes el campo de refugiados de Jabalia, situado en el norte de la Franja de Gaza, causando más de 400 víctimas, entre muertos y heridos, muchos de ellos eran niños y mujeres, según datos del Ministerio del Interior palestino.

El conflicto palestino-israelí volvió a estallar el 7 de octubre después de que el ala militar del movimiento palestino Hamás, que gobierna en la Franja de Gaza, lanzara la operación sorpresa ‘Diluvio de Al Aqsa’ capturando a más de un centenar de prisioneros israelíes, entre soldados y oficiales de alto rango.

En represalia las tropas israelíes iniciaron la operación ‘Espadas de Hierro’ con bombardeos aéreos masivos de Gaza y la noche del 25 al 26 de octubre comenzaron una campaña terrestre.

El Gobierno israelí impuso un bloqueo total al enclave palestino, donde viven unos dos millones de habitantes, cortando el suministro eléctrico y la entrada de alimentos, agua y combustible, si bien desde el 16 de octubre permite el suministro de agua al sur de Gaza. El enclave sufría un bloqueo parcial desde 2007 año en el que Hamás ganó las elecciones en ese territorio.

Numerosos países llamaron a Israel y Hamás a detener las hostilidades que hasta la fecha han dejado ya más de 8.500 muertos, en su mayoría niños y mujeres, en Gaza y más de 1.400 fallecidos en Israel.

También se multiplican las voces a favor de una solución de dos Estados como única vía posible para lograr una paz duradera en la región, como lo determinó la ONU en 1947.

Israel, si bien declara que acepta el principio de los dos Estados, no se ha retirado definitivamente de los territorios palestinos ocupados. (Sputnik)

TE PUEDE INTERESAR