Macabro error de Hospital mexicano con cuerpo de un bebe fallecido

El caso desató una controversia a la que el IMSS Oaxaca respondió con un comunicado en el que responsabilizó al padre del error. "El padre del finado reconoció mal, llevando en su lugar una pieza quirúrgica"

123
Clínica Rural de Oaxaca
Clínica Rural de Oaxaca

Un hospital mexicano, cometió un macabro error, en vez de entregar el cuerpo de un bebe fallecido  a sus padres, entrego una pierna amputada sangrante

La inaudita equivocación ocurrió en una clínica rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicada en la localidad de Huajuapan de León, en el estado de Oaxaca, en donde la pareja tuvo a un hijo, que nació el pasado 23 de agosto pero que tuvo que permanecer durante 11 días en la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales.

El bebé falleció finalmente el 4 de septiembre, por lo que el padre y el empleado de una funeraria acudieron a retirar el cuerpo. Ninguno de los dos se dio cuenta de que les habían entregado una pierna que todavía sangraba.

Más tarde, ya con la madre presente, sí se percataron de que el ataúd con los supuestos restos del bebé escurría sangre. Al abrirlo, descubrieron con estupor que era la pierna amputada de un desconocido.

La clínica elude responsabilidad

Así, tuvieron que regresar a la clínica para recuperar el cuerpo de su hijo. Las autoridades hospitalarias informaron que no se cometió ningún delito.

El caso desató una controversia a la que el IMSS Oaxaca respondió con un comunicado en el que responsabilizó al padre del error. “El padre del finado reconoció mal, llevando en su lugar una pieza quirúrgica”, aseguró.

También precisó que la madre, de 35 años, ingresó con un diagnóstico de segundo embarazo de 36 semanas, con una cesárea previa y restricción en el crecimiento intrauterino.

“A la paciente se le realizó cesárea el mismo día, obteniendo producto del sexo masculino, de 34 semanas, con peso de 2.250 gramos”, añadió, pero 11 días falleció con diagnósticos de choque hemorrágico.

Cuando el padre acudió a recoger el cuerpo, añadió, firmó la bitácora de salida de cadáveres, pero volvió horas después explicando que se había equivocado.