Municipios advierten desfinanciamiento para atender la población

Mediante una declaración publica la Asociación Chilena de Municipalidades advirtió el impacto de una crisis económica ,social y desfinaciamiento municipal para atender los requerimientos de la poblacion

489

El Directorio de la Asociación Chilena de Municipalidades, principal entidad representativa de los municipios del país, analizó el escenario financiero de las municipalidades, producto de la pandemia del COVID 19, informando lo siguiente:

1.– La gestión sanitaria y social, ante la   grave crisis que enfrenta el país, requiere de la participación activa de los municipios y sus autoridades. Sin duda, ello mejorará y focalizará más adecuadamente  las decisiones centrales  que se adopten. Lo hemos repetido en todas las instancias,  sentimos que ello no ha sido así. Los desafíos de la crisis globalizada -sólo se pueden enfrentar- desde las herramientas y fortalezas de un Estado empoderado y con la activa colaboración de todos, en un pacto social, que nos proteja a todos y sume a los diversos actores en la búsqueda de soluciones. En ello, las municipalidades deben jugar un papel central.

No desconocemos que el gobierno central ha debido adoptar difíciles decisiones, implementado políticas públicas y articulando propuestas de legislación, que apuntan a aliviar la crisis. Sin embargo, en muchas de ellas no se ha escuchado el sentir de las comunidades y sus autoridades locales. Las medidas de cuarentena en algunas comunas o el retorno a clases presenciales (decisión inviable, que no compartimos y que ya la hemos dado a conocer), por ejemplo, se han adoptado sin el total   conocimiento de los territorios, sus dinámicas de flujo de personas, la movilidad hacia otras comunas, las necesidades laborales, entre otras.

2.– La gestión que vienen realizando lo municipios -sin los suficientes recursos aportados  desde el gobierno central- nos obliga   igual a enfrentar una fuerte y creciente demanda por asistencialidad; sanitizar calles y espacios públicos;  distribución de mascarillas; portales de desinfección;   distribución a domicilio de medicamentos y ayuda en alimentos; aporte de espacios para la acogida de enfermos, entre muchas otras. Sin estas labores, la población habría visto crecer su angustia, incertidumbre  y desamparo. Consideremos además que la grave crisis hídrica por la que atraviesa nuestro territorio nos obliga a redoblar esfuerzos y recursos para ir en ayuda de cientos de familias que están viviendo la angustia permanente por dicho fenómeno climático.

3.- Nuestra Asociación ha venido planteando reiterada y permanentemente acerca de la crisis estructural del sistema de  financiamiento municipal, hemos planteado a los diversos gobiernos y al parlamento fórmulas que nos permitan mitigar nuestra delicada y difícil situación. Leyes sin el debido financiamiento, nuevas tareas y responsabilidades desfinanciadas y un largo etc. han sido conducta habitual. Lo anterior  se ha visto agravado por la actual crisis. Es así como en el último tiempo se le  ha manifestado a los parlamentarios y a los ministros de Interior y de Hacienda, que las decisiones de prorrogar los pagos de los Permisos de Circulación, Licencias de Conducir, el pago de las Contribuciones afectará seriamente la caja municipal del presente año. Si sumamos a ello los menores ingresos por patentes comerciales, permisos de edificación, la baja en la actividad productiva y económica, además del fuerte aumento de las necesidades y demandas sociales de la comunidad, entonces el impacto alcanzará a un déficit de más de $ 500 mil millones para los municipios, sólo en el primer semestre. Proyectada esta situación para todo el año, ello puede significar alrededor de $ 900 mil millones menos, lo que equivale a un 64% del total de recursos del Fondo Común Municipal en un año.

Simplemente ello significa que en el corto plazo los municipios -no solo- se verán imposibilitados de enfrentar la pandemia. Peor  que eso, no contarán siquiera con los recursos para cumplir su valiosa y permanente labor de servicios y atención social que realizan cada día. Sabemos que se presentarán crisis de pagos de remuneraciones, morosidades, recortes de programas, disminución de personal a contrata/honorarios, etc.

Por eso  solicitamos al  gobierno un Plan de rescate financiero al sistema municipal,  que tome en consideración  el impacto de estamos teniendo, y al mismo  tiempo elaborar un conjunto de propuestas de compensación a nuestro desfinanciamiento. Este tema y otros relacionados, esperamos sean analizados y definidos en la Mesa Técnica, ya comprometida, que comenzará a trabajar esta semana que se inicia con la SUBDERE, DIPRES; Ministerio de Hacienda y nuestra Asociación, voluntad que valoramos de parte del gobierno.

4.– Advertimos entonces a la comunidad nacional que decisiones centralistas e inconsultas, la escasa apertura del gobierno y el parlamento para escuchar nuestras demandas históricas; la necesidad de una mayor  y más activa participación de los alcaldes en las diversas mesas de trabajo que se han implementado para enfrentar la crisis; el exiguo apoyo financiero que se nos ha entregado pueden incubar una profunda crisis social –que nadie quiere repetir- ante las decaídas ayudas del Estado Central e imposibilidad de mayor apoyo a nuestros vecinos.

5.– La institucionalidad democrática nos da el rol de ser el principal socio territorial del Estado y a eso apelamos. Estamos trabajando en todos las comunas del país, cerca de las familias que están sufriendo, sentimos lo que nuestros vecinos requieren y demandan. Por ello, llamamos al gobierno y parlamento a profundizar más y mayores medidas  económicas y sociales directas que tiendan asegurar una canasta de sobrevivencia o ingreso ético temporal a nuestra población más vulnerable.

6.– Por último, queremos expresar –y reiterar-  que en esta crítica hora en la historia de nuestra nación, el compromiso permanente e inclaudicable de nuestros funcionarios, de la entrega total del personal municipal de la salud primaria,  de alcaldes, alcaldesas, de concejalas y concejales de todo el país, de estar junto a las   familias que hoy más que nunca nos necesitan.

 

ASOCIACIÓN CHILENA DE MUNICIPALIDADES