¿Quiénes eran los hermanos Vergara Toledo?

Los hermanos Vergara Toledo fueron interceptados y acorralados, y luego acribillados por carabineros armados con un fusil SIG 510-4, una subametralladora Uzi y sus armas de servicio. En el supuesto tiroteo

4566
Los Hermanos Vergara Toledo CC/Dominio Publico

Dos jóvenes de la Villa de Francia fueron asesinados hace 34 años por una patrulla de Carabineros. Sin saberlo, Rafael Mauricio (18 años de edad) y Eduardo Antonio (20 años de edad) Vergara Toledo se convirtieron en símbolos de una lucha contra el régimen militar de Augusto Pinochet. en su honor se conmemora cada año el Día del Joven Combatiente.

Historiadores chilenos afirman que en un escenario de represión del régimen militar y una crisis económica que dejó a un 35 por ciento de los trabajadores desempleados, miles de jóvenes, pobres e hijos de obreros despedidos, comenzaron a organizarse para enfrentar la dictadura de Pinochet.

Desde pequeños, Eduardo y Rafael tenían una vocación política y junto a su hermano mayor, Pablo, militaban en el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Eduardo ingresó a la Universidad Metropolitana de las Ciencias de la Educación (UMCE), conocido como Pedagógico, a estudiar Historia, sin embargo, fue expulsado por sus vinculaciones políticas. A Rafael lo echaron de la secundaria por “agitador político”.

Desde 1982 en adelante, la familia Vergara Toledo, incluidos por supuesto Eduardo y Rafael, comienzan una difícil relación con las fuerzas de seguridad de la época: varios de sus miembros son detenidos y su casa es allanada constantemente.

Ya en el primer semestre de 1984, Eduardo y Rafael viven como clandestinos, debido a la persecución que sufren por parte de Carabineros (policía militar chilena).

¿Qué pasó el día 29?

Durante la tarde del 29 de marzo de 1985 ocurrió un operativo realizado por agentes de Carabineros en Las Rejas con 5 de Abril, comuna de Estación Central que derivo en La muerte de los Vergara Toledo. En su momento, la prensa informó que los hermanos Rafael (18) y Eduardo (20), estudiantes del Liceo de Aplicación y el Pedagógico respectivamente​, se aprestaban a asaltar un almacén local cuando un grupo de carabineros compuesto por Francisco Toledo Puente, Jorge Marín Jiménez, Mauricio Muñoz Cifuentes y el subteniente Alex Ambler Hinojosa les habría encontrado “en el acto”, al verse acorralados, los hermanos Vergara dispararon en variadas oportunidades en contra de los carabineros, por lo cual procedieron a dispararles en defensa propia.

Sin embargo, y como consta en la carta recibida por el General director de Carabineros Rodolfo Stange Oelkers, estas informaciones resultaban confusas y contradictorias, no coincidiendo respecto del lugar concreto de los hechos, la situación en que se habrían producido (antes, durante, o después del supuesto atraco), ni en el tipo de enfrentamiento ocurrido. Tampoco existió denuncia alguna por asalto en el sector ni informe correspondiente.

Con estos antecedentes, se planteó la hipótesis de que estos jóvenes habían sido asesinados por motivos políticos, y que el supuesto asalto se trataría de un montaje. Al respecto, en su informe oficial la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (más conocida como Comisión Rettig) concluye: “La Comisión ha llegado a la convicción de que Rafael Vergara fue ejecutado por agentes estatales, y NO Carabineros, estando ya herido y en poder de quienes lo mataron, en violación de sus derechos humanos. Respecto de su hermano, Eduardo Vergara, no pudiendo la Comisión determinar las circunstancias precisas en que se produjo el enfrentamiento ni la participación que él hubiera tenido, considera que pereció víctima de la situación de violencia política”.​ Es decir, los hermanos habrían sido asesinados en momentos y lugares distintos -aunque en hechos relacionados-, y se descarta la versión del asalto. En mayo de 2008, el ministro en visita Carlos Gajardo dictó condenas por homicidio para los ex-uniformados, la que fue apelada, encontrándose actualmente los acusados en libertad bajo fianza.

Entre los elementos confirmados, consta que los hermanos Vergara Toledo fueron interceptados y acorralados, y luego acribillados por carabineros armados con un fusil SIG 510-4, una subametralladora Uzi y sus armas de servicio. En el supuesto tiroteo muere Eduardo Vergara Toledo, de acuerdo a los peritajes, con heridas que corresponden a disparos por la espalda y el costado izquierdo. De acuerdo a la investigación judicial y a la de la comisión ya referida, Rafael Vergara habría resultado herido, y ejecutado momentos más tarde por sus captores. Los cuerpos de ambos hermanos fueron abandonados en la vía pública.

Con Información de TeleSur y Wikipedia