Rally Chileno daña gravemente Parque arqueológico de Chug-Chug

2366

El pasado 1° de mayo, más de un centenar de vehículos motorizados cruzaron por el Parque Arqueológico de Chug Chug (Antofagasta, II Región), dañando brutalmente rutas caravaneras prehispánicas datadas en 4.000 años de antigüedad. La acción generó la inmediata reacción en el mundo arqueológico y organizaciones indígenas.

La Fundación Patrimonio Desierto de Atacama, la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua, el Consejo Autónomo Ayllus Sin Frontera y el Colegio de Arqueólogos de Chile A. G., emitieron una Declaración Pública conjunta en donde denuncian los daños que generó el paso del Rally Desafío Desierto 2015, por el Parque Arqueológico Chug Chug, dañado gravemente rutas caravaneras prehispánicas con una antigüedad de 4.000 años.
En la declaración señalan tener “…antecedentes del gravísimo daño provocado el día 1º de mayo por el paso de motociclistas y buggy UTV a través del Parque Arqueológico Geoglifos de Chug-Chug ubicado en las comunas de María Elena y Calama, en la Región de Antofagasta, afectando directamente el Camino Caravanero Prehispánico que conecta los oasis de Quillagua y de Calama. Esto sin perjuicio de otras afectaciones patrimoniales y medioambientales ocasionadas por el tránsito de estos vehículos desde la partida en la ciudad de Iquique y en su paso por Pica y Calama hasta la meta en la ciudad de Antofagasta”.
Según informan, el camino caravanero de origen prehispánico fue transitado durante 4.000 años por diversos grupos pertenecientes al mundo Andino. Fue utilizado por los Incas y por las huestes de Diego de Almagro y Pedro de Valdivia, así como también en la colonia y durante todo el auge del período salitrero, hasta mediados del siglo XX. Indican que el sector afectado no sólo reviste especial interés para el turismo y la investigación científica, sino también para la realización de actividades rituales por parte de las comunidades y agrupaciones indígenas cercanas al área.
Destacan que: “…el área presenta un patrimonio arqueológico de valor excepcional, al tratarse de uno de los sectores de mayor trascendencia en cuanto a vestigios prehispánicos y antropológicos del país, presentando una de las mayores concentraciones de geoglifos en todo el mundo, los cuales están directamente relacionados con el Camino Caravanero como parte de un mismo paisaje cultural.
Los hechos ocurrieron durante la jornada del segundo día del rally, el 1º de mayo, en la “especial dakariana” que definía la carrera; 110 vehículos motorizados arrasaron a su paso el Camino Caravanero que los antiguos habitantes del Desierto de Atacama se demoraron cerca de 4.000 años en trazar”.
El Rally Desafío Desierto 2015, es organizado por la empresa Desafío Producciones, domiciliada en Av. Las Condes 7210, comuna de Las Condes, Región Metropolitana y se llevó a cabo entre el 29 de abril y el 2 de mayo pasado, en las regiones de Tarapacá y Antofagasta.
Las organizaciones anunciaron que: “realizarán todas las acciones que se encuentren a su alcance para que quienes resulten responsables del daño ocasionado al Parque Arqueológico de Chug-Chug tengan que comparecer ante los Tribunales de Justicia y respondan por su actuar indolente.”