Robots, superinteligencia y viajes interestelares: el futuro que nos espera

200
Imagen de Stefan Keller en Pixabay

Moscú, 9 mar (Sputnik).- ¿Cómo será nuestra vida dentro de 20 años? ¿Cuál será el impacto a largo plazo de la pandemia? Al responder a estas interrogantes, el futurólogo Evgeny Kuznetsov contó a Sputnik sobre medicina del mañana, robots, ‘diseño’ de niños, superinteligencia sin control humano y vuelos más allá del sistema solar

El también miembro de la dirección del Consejo de Política de Defensa Exterior de Rusia y director de la oficina de la Singularity University en Moscú, explicó cómo afectará la pandemia de coronavirus al desarrollo de la humanidad. “Este es un desastre esperado. Durante mucho tiempo, los epidemiólogos han dicho que debido al cambio climático, la probabilidad de que un virus pase de los animales a los humanos está aumentando. Y sucedió”.

Pero el coronavirus no creó una nueva tendencia, sino que solo manifestó de manera aguda las que habían surgido antes.” Entre los cambios a nuestro estilo de vida que la pandemia ha potenciado y que llegaron para quedarse están el trabajo y la educación a distancia, y un mayor desarrollo de las comunicaciones, apunta. En segundo lugar, se ha intensificado la tendencia hacia la automatización y la sustitución de personas por robots, que no se enferman ni necesitan cuarentenas. “Creo que en este sentido, el coronavirus ha acelerado la transición a un nuevo orden tecnológico. Y dado que tenemos que convivir con el virus durante mucho tiempo, los procesos emergentes continuarán”.

¿DEMOCRACIA O DICTADURA DIGITAL?

Entre los cambios fundamentales para las próximas décadas, Kuznetsov considera que habrá una transformación industrial completa que sacudirá la política y las economías mundiales. “Habrá un rechazo total a las industrias tradicionales asociadas a la industria del petróleo y el gas”, como resultado de la transición a una “economía eléctrica” mucho más asociada con una “energía verde” más barata.

Otra tendencia es la transición a un “estado digital”, con nuestra vida cada vez más integrada en los sistemas digitales. La elección más dramática para todo el mundo en los próximos 20 años será la elección de formatos entre “dictadura digital” y “democracia digital”, apunta.

Ese momento no es muy lejano, considera, ya que actualmente, con la ayuda de plataformas digitales, la gente crea organizaciones públicas, presiona a quienes no apoyan las demandas de las minorías. “La opinión pública en las redes sociales tiene el poder y el efecto de una rápida cohesión. Esto rompe los fundamentos habituales de la vida social. Y cambiará enormemente nuestra vida”, explica.

Los sistemas digitales se entremezclarán con nuestra vida hasta tal punto que será posible predecir qué va a hacer un individuo concreto, señaló el futurólogo.

En el caso de la ‘dictadura digital’ esta tendencia se aprovecharía para ejercer presión sobre las personas.  Mientras, la ‘democracia digital’ permitirá a la opinión pública influir rápidamente en los procesos políticos.

BEBÉS DE ‘DISEÑO’

Ya se ve venir el cambio humano a través de la edición del genoma. “Es una herramienta extremadamente poderosa que se puede utilizar tanto para tratar enfermedades raras y prolongar la vida, como para diseñar niños, por ejemplo, eligiendo el color de ojos. Ni el lado ético ni el médico de este problema están completamente claros, pero la ‘caja de Pandora’ está abierta”. En 20 años será tendencia, asegura.

El desarrollo de fármacos se realizará íntegramente mediante simulaciones informáticas. Esto reducirá el costo varias veces y aumentará la velocidad. Ya no se necesitan cultivos celulares y ratones experimentales. Se secuenciará el genoma de cada persona y el médico sabrá cómo funcionará cada medicamento en una persona en particular. Los gadgets controlarán constantemente tu salud y el papel de los médicos cambiará. Se convertirán más en psicoterapeutas, su tarea será garantizar el cumplimiento del tratamiento, explica Kuznetsov.

Como resultado, muchos futurólogos consideran que las personas vivirán más tiempo, el tratamiento preventivo y las herramientas genéticas agregarán otros 10 años a la vida. Así, hasta ahora se calculaba que en 10 años el patrón de supervivencia debería alcanzar los 120 años en los países desarrollados, mientras la edad productiva estaría entre los 20 y los 100 años, es decir, se duplicaría.

“Todo este cuadro idealista es destruido por el covid-19, que roba 10 años de vida. Hasta que derrotemos al coronavirus, toda la historia de longevidad proyectada estará al borde del abismo”.

LOS TRANSPORTES DEL MAÑANA

En 10 años, uno de cada dos automóviles tendrá piloto automático, y dentro de 20, estarán en todos los coches, vaticinó. Surgirán nuevos tipos de transporte, como los ferrocarriles bala. El espacio aéreo de las ciudades se abrirá para drones de carga y pasajeros. En China, ya están en funcionamiento drones que entregan paquetes, dice el futurólogo.

En Singapur, Dubái y Frankfurt, los vuelos turísticos en taxi aéreo comenzarán este año. Después comenzará el despliegue de dichos sistemas para la llegada de pasajeros a los aeropuertos. En 10 años será un servicio comercial familiar, y en 20 será un vehículo doméstico.

Los vuelos transcontinentales utilizarán tecnología parecida a la de Starship, de Elon Musk. El vuelo de San Francisco a Nueva Zelanda, actualmente de 18 horas de avión, en este cohete tomará aproximadamente dos horas, adelanta.

ECONOMÍA DIGITAL

En 20 años, el dinero digital reemplazará al papel moneda. “Nos estamos moviendo hacia el hecho de que nuestra billetera somos nosotros, y los dispositivos son solo el acceso en cualquier parte del mundo”. Cualquier acción financiera se llevará a cabo instantáneamente, no se puede piratear ni falsificar.

En cuanto al bitcóin, no es dinero, sino oro digital. “El aumento en el valor de bitcóin está integrado en sus matemáticas. Aproximadamente cada dos años, se duplica el costo de la energía necesaria para generar una unidad”, por lo que el valor del bitcóin debería aumentar automáticamente. “Algún día explotará, pero esto no sucederá en uno o dos años”, precisó.

¿NOS REEMPLAZARÁN LOS ROBOTS?

Está lejos aún la creación de un robot antropomórfico real. Los robots especializados son más adecuados para tareas específicas que los robots humanoides, explicó el futurólogo.

En cuanto a robots digitales, ya existen en centros de llamadas, motores de búsqueda. “Es imposible imaginar una esfera en la que no habría robots. En el horizonte de 20 años, ocuparán un número decente de puestos de trabajo. Mucha gente tendrá que volver a aprender a mitad de su carrera profesional.”

El principal problema es que los robots reemplazan mejor a los humanos con niveles de habilidad intermedios, que es el segmento donde trabaja la mayoría de la población.

Los robots reemplazarán a las personas también en el ejército. “Pero lo que más temo es que los militares tradicionalmente buscarán utilizar nuevas armas. Disminuirá el número de bajas entre los militares con el uso más masivo de robots, pero me temo que en los próximos 20 años el número de enfrentamientos y las guerras solo pueden crecer”.

SUPERINTELIGENCIA AL MANDO

Los pronósticos sitúan tan pronto como en 2045 la aparición una inteligencia comparable con los humanos. La creación de una superinteligencia, que siempre tendrá un modo para salirse del control humano, está prevista para el año 2070.

“El año pasado se demostró matemáticamente un teorema de imposibilidad de desarrollar un sistema de control humano de la superinteligencia porque ésta siempre detectará un mecanismo de control y lo esquivará”, dijo el futurólogo, e insistió en que “apenas le demos paso, se desarrollará más rápido que nosotros, y sin nosotros”.

“Cuando hablan de la superinteligencia siempre les cuento una triste broma de que el humano será una especie de ‘gatito’, mientras la superinteligencia lo cuidará y no le permitirá guerrear”, añadió Kuznetsov.

También sostuvo que el humano incluso no podrá darse cuenta de que está tutelado por la superinteligencia.

“Mi hipótesis es que si aparece la superinteligencia, la persona simplemente no entenderá esto. Notaremos ciertos procesos en la vida que la harán mucho mejor, pero no seremos conscientes de lo que está sucediendo”.

EXPLORACIÓN ESPACIAL

Para los próximos 20 años se pronostican la creación de una base en la Luna y el desarrollo económico de los asteroides cercanos a la Tierra. La salida al gran cinturón de asteroides debe realizarse dentro de 30 a 50 años. “Una vez que se hayan creado todas las condiciones necesarias, queremos dar el siguiente paso: ir más allá del sistema solar. Creo que con una probabilidad del 60 por ciento, la primera misión de un aparato automático a un exoplaneta, es decir, un planeta cerca de otra estrella, será posible para el 2100”, concluyó Kuznetsov. (Sputnik)