Rusia apuesta por Latinoamérica pese a las turbulencias en la región

Después de los problemas que han sufrido países como Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Perú y Venezuela, las compañías rusas ahora necesitan "hacer una pausa (...) para ver cómo van a desarrollarse los acontecimientos".

372

Moscú, 13 ene (Sputnik).- A pesar de que el año 2019 estuvo marcado por graves turbulencias e incertidumbre en América Latina, el empresariado ruso sigue considerando la región como un socio muy interesante e importante, declaró en una entrevista con Sputnik la directora general del Comité Nacional para la Cooperación Económica con los Países Latinoamericanos (CN CEPLA), Tatiana Mashkova.

“Este año ha sido muy especial, y creo que hace ya más de 20 años no hemos tenido nada parecido, verdaderamente tuvimos problemas graves en diferentes países, (…) sin embargo América Latina es un socio muy interesante e importante para Rusia en todos los sentidos”, dijo.

La directora del CN CEPLA, organismo apoyado por la Cámara de Comercio e Industria y la Cancillería de Rusia y encargado de promocionar y contribuir en la cooperación entre el empresariado ruso y los países latinoamericanos, afirmó que después de los problemas que han sufrido países como Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Perú y Venezuela, las compañías rusas ahora necesitan “hacer una pausa (…) para ver cómo van a desarrollarse los acontecimientos”.

“Eso no quiere decir que nosotros nos vayamos de algún país, no, de ninguna forma. Pero para empezar nuevos proyectos hay que ver primeramente cómo va a desarrollarse la situación”, aclaró.

Recordó que Rusia busca aumentar sus exportaciones de altas tecnologías, “y el mercado de América Latina es un buen mercado, es un mercado donde sí podemos trabajar”.

En los primeros diez meses de 2019, el intercambio comercial entre Rusia y América Latina se redujo en 1.000 millones de dólares en comparación con el mismo período de 2018, de 13.100 millones de dólares a 12.100 millones de dólares, según los datos que maneja el CN CEPLA.

Mashkova admitió que “en dos meses la situación no va a cambiar de forma radical, si ha bajado ya en los primeros diez meses, entonces en general vamos a cerrar el año con cierta caída” del intercambio comercial.

“Aunque ya podemos decir que el interés de América Latina en la cooperación con Rusia no desaparece, todo lo contrario, ahora tenemos nuevos contactos, interés hay”, aseguró.

Constató que en 2019 fueron inaugurados el Consejo Empresarial Rusia-Argentina y el Consejo Empresarial Rusia-Brasil, ambos encabezados por PhosAgro, grupo químico ruso que produce fertilizantes y fosfatos.

“La compañía PhosAgro ha tomado esta decisión de encabezar los consejos empresariales porque hay gran interés de exportar nuestros fertilizantes a estos países y también a muchos otros”, indicó.

También fue creado un nuevo Comité Empresarial Rusia-México, señaló.

“Existió antes otro, pero durante muchos años estuvo prácticamente paralizado, y este último lo encabezó la corporación de aviación, UAC (Corporación Aeronáutica Unificada de Rusia), lo que es muy importante y demuestra el gran interés”, subrayó.

Yuri Gorski, director general adjunto del CN CEPLA, destacó que América Latina para Rusia es “un mercado muy interesante” porque “a esos países podemos exportar nuestra producción automotriz y productos de alto valor agregado”.

“Nuestros vehículos no son nada caprichosos y a la vez son competitivos gracias a sus parámetros precio-calidad”, dijo.

Al mismo tiempo, señaló, para Rusia son importantes las importaciones agrícolas desde América Latina, que entre enero y octubre de 2019 sumaron los 6.700 millones de dólares, al superar las exportaciones rusas en 1.300 millones de dólares.

“Si nuestro mercado puede cambiar de orientación y conoce la calidad de los productos latinoamericanos como quesos y otros lácteos, no estoy seguro que cuando las sanciones se levanten todos vuelvan a comprar ese tipo de mercancías a Europa”, dijo Gorski, refriéndose al embargo alimentario impuesto por Rusia en respuesta a las sanciones de Occidente de 2014.

Por su parte, Mashkova destacó que Rusia también considera a América Latina como su socio político.

“Tenemos también un gran interés en los amigos latinoamericanos desde el punto de vista político, porque en cada votación que se realiza en el Consejo de Seguridad de la ONU, por ejemplo, es importante para nosotros cada voto, cada país”, afirmó. (Sputnik)