Rusia está lista para entregar toneladas de cereales gratis a África

El presidente ruso ha dado un discurso en la segunda cumbre Rusia-África, que se celebra en la ciudad rusa de San Petersburgo los días 27 y 28 de julio.

248
Kremlin.ru, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons

El presidente ruso, Vladímir Putin, interviene este jueves en la sesión plenaria de la segunda cumbre Rusia-África, que se celebra en la ciudad rusa de San Petersburgo los días 27 y 28 de julio.

En su intervención, el mandatario dedicó una atención especial a las exportaciones de grano y fertilizantes rusos al continente africano. Según sus palabras, Rusia ya ha exportado 10 millones de toneladas de cereales a África en 6 meses.

“El año pasado, el comercio de productos agrícolas entre Rusia y los países africanos creció un 10% y se situó en 6.700 millones de dólares, y en enero-junio de este año ya aumentó a un récord de 60%“, explicó Putin. “Rusia exportó 11,5 millones de toneladas de granos a África en el 2022, y solo en los primeros 6 meses de este año, casi 10 millones de toneladas.

Y esto a pesar de las sanciones ilegales impuestas a nuestras exportaciones, que impiden gravemente el abastecimiento de alimentos rusos, complican el transporte, la logística, los seguros y los pagos bancarios”, precisó.

El acuerdo de granos

Asimismo, el líder ruso hizo hincapié en que Occidente obstaculiza las exportaciones de cereales y fertilizantes rusos, pero al mismo tiempo “hipócritamente” acusa a Moscú de la actual crisis en el mercado mundial de alimentos.

Putin mencionó el acuerdo de granos, que inicialmente estaba destinado a “garantizar la seguridad alimentaria mundial, reducir la amenaza del hambre y ayudar a los países más pobres, incluso en África”, pero que a la hora de la verdad se centró en otros intereses.

“Durante casi un año, como parte de este supuesto acuerdo, se exportó un total de 32,8 millones de toneladas de carga desde Ucrania, de las cuales más del 70% se dirigieron a países con niveles de ingresos altos y medios altos“, sobre todo a la Unión Europea, precisó Putin, mientras países como Etiopía, Sudán, Somalia, entre otros, tan solo recibieron “menos del 3% del total”, o en otras palabras, “menos de un millón de toneladas”.

Al mismo tiempo, el presidente recordó que ninguna de las condiciones establecidas por Rusia fue cumplida. “Rusia acordó participar en este llamado ‘acuerdo’, también teniendo en cuenta las obligaciones contenidas en él de que se eliminarán los obstáculos ilegítimos al suministro de nuestro grano y fertilizantes a los mercados mundiales. De hecho, no pasó nada de lo que discutimos ni de lo que nos prometieron“, explicó.

Grano gratuito para África

Hablando de las sanciones, Putin subrayó que una ayuda real a los países más pobres en este acuerdo de cereales sería el levantamiento de las restricciones a las exportaciones rusas de cereales y fertilizantes. “Crearon obstáculos incluso a nuestros planes de donar fertilizantes a las naciones más pobres que los necesitaban”, indicó.

“De las 262.000 toneladas de fertilizantes bloqueadas en los puertos europeos, hemos logrado enviar solo dos lotes: 20.000 toneladas a Malawi y 34.000 toneladas a Kenia. El resto queda en manos de los europeos“, dijo el mandatario. “Y eso a pesar de que se trataba de una acción puramente humanitaria, que, en principio, no debería estar sujeta a ninguna sanción”, remarcó.

Al exponer la situación, el presidente ruso aseguró que Rusia está lista para suministrar de forma gratuita cereales a los países más necesitados de África. “Ya he dicho que nuestro país puede reemplazar el grano ucraniano tanto comercialmente como en forma de asistencia gratuita a los países más necesitados de África, especialmente porque nuevamente esperamos una cosecha récord este año“, afirmó.